Las vacas y los jabalíes cargan a cuestas con una mala fama desde hace años

El jabalí, además, no solamente contamina la atmósfera, también contagia enfermedades al ganado vacuno

Jabalí | Fotografía EP
Jabalí | Fotografía EP

Desde hace tiempo, el ganado bovino ha estado en el punto de mira de los defensores del cambio climático, ya que estos herbívoros generan hasta 300 litros de metano al día, lo que se traduce en unos 100 millones de toneladas al año. Un gas natural efecto invernadero provocado por la descomposición de la materia orgánica. Desde que varios estudios afirmaron esto a las vacas se le ha atribuido un “San Benito”: contaminan más que un coche.

Afirmar esto parece un tanto incongruente, puesto que si son tan perjudiciales para el medio ambiente, ¿cómo es que la ganadería lleva tantos años en activo?

La respuesta a esta pregunta tiene un culpable directo: el hombre. En sí, las vacas salvajes no son tan perjudiciales para el medio ambiente puesto que se alimentan de hierba que crece en el propio campo, un producto que no está alterado. El problema viene con los animales que se encuentran en establos y que generalmente se usan para la obtención de la leche, la carne etc. Estas consumen una alimentación no natural, productos alterados que son los que provocan los daños.

Por si fuera poco, no son solo las vacas las culpables de alterar a la atmósfera. Los jabalíes también se suman a su contribución. El principal motivo es porque estos cerdos salvajes remueven la tierra para extraer alimento, y es justo esa acción la que libera el carbono a la atmósfera. Situándolo en el punto de mira.

Algunos estudios ya confirman que esta especie porcina contamina más que un millón de coches juntos.

Pero el jabalí no es solo un problema para el medio ambiente. Lo es también para muchos ganaderos, ya que la limitación de su casa está haciendo que esta especie se propague con facilidad, ya que por regla general las hembras suelen parir amplias camadas, que normalmente salen adelante siempre, puesto que no suelen tener depredadores.

Además, los ganaderos se quejan constantemente porque estos cerdos salvajes trasmiten multitud de enfermedades a su ganado. Concretamente, en Salamanca hay multitud de jabalís habitando no solo en el monte de la Sierra de Francia, lugar donde albergan infinidades, también en las propias dehesas conviviendo con animales como el cerdo ibérico, el ganado vacuno u ovino. De esta manera, nuestra provincia resulta ser una de las más problemáticas respecto a este tema. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído