Los vehículos serán capaces de hablar con la DGT a partir de 2026

Podrán hacerlo a través de la luz V-16 y la caja negra, obligatoria para los coches nuevos a partir del mes de mayo

0 Comentarios

Conductor al volante. | DGT
Conductor al volante. | DGT

La DGT 3.0 es una plataforma digital que conecta a los usuarios de la vía en tiempo real. Ofrece información al momento sobre el estado de las carreteras, posibles emergencias y accidentes.

Hay algunos objetos que serán capaces, de alguna manera, de 'hablar', al instante con la DGT. En primer lugar, está la luz V-16, sustituta de los triángulos, que permite que el conductor señale que su vehículo está parado en el arcén sin salir del coche. Esta señal se coloca sobre el techo del automóvil y debe ser magnética, resistente a la lluvia y tener una batería de al menos media hora, para ser válida según el reglamento. A partir de 2026 estas luces deberán estar conectadas a la nube de la Dirección General de Tráfico. Entonces, la DGT recibirá el aviso de un vehículo parado en el arcén e informará al resto de conductores a través de los paneles informativos.

Otro de estos objetos será la caja negra. A partir de mayo de este mismo año, todos los coches nuevos que se homologuen deberán contar con una caja negra. El objetivo, que estos aparatos nos cuenten qué sucedió antes de un accidente, por lo que, se podrán esclarecer los hechos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído