VÍDEO | A 28 años del asesinato terrorista del coronel Antonio Heredero en Salamanca


El atentado se produjo el 2 de septiembre de 1992 a las 16:30 horas, justo en el momento en que el coronel, miembro del cuerpo de caballería del Estado Mayor del Ejército de Tierra, salía del garaje del paseo de la Estación, número 38. La víctima se encontraba en ese momento destinada en el Patronato de Huérfanos del Ejército en el cuartel de caballeria Julián Sánchez El Charro

6 Comentarios

 EDc4ZumXUAAzpd5
EDc4ZumXUAAzpd5

El 2 de septiembre de 1992, hace este miércoles 28 años, la banda terrorista ETA asesinó en Salamanca al coronel Antonio Heredero Gil colocando una bomba lapa en los bajos de su coche.

El atentado se produjo a las 16:30 horas, justo en el momento en que el coronel, miembro del cuerpo de caballería del Estado Mayor del Ejército de Tierra, salía del garaje del paseo de la Estación, número 38. La víctima se encontraba en ese momento destinada en el Patronato de Huérfanos del Ejército en el cuartel de caballeria Julián Sánchez El Charro. 

La bomba lapa adosada a los bajos de su coche, un Opel Kadett de color gris, se activó por el sistema conocido como “de péndulo” al moverse el vehículo. El fallecido estaba casado y tenía tres hijos.

La capilla ardiente quedó instalada por la noche en el cuartel General Arroquia. El 4 de septiembre más de tres mil salmantinos dieron el último adiós a Heredero Gil en un funeral que se celebró en la iglesia de María Auxiliadora al que asistió Julián García Vargas, ministro de Defensa, y otras autoridades militares y civiles. 

El ministro le impuso a título póstumo la Medalla al Mérito Militar de primera clase con distintivo blanco. Los restos mortales del militar asesinado fueron inhumados en el cementerio de Salamanca. El 6 de septiembre, la Comisión Justicia y Paz convocó una concentración silenciosa en la Plaza Mayor de Salamanca.

Heredero Gil, de 55 años y natural de Calatayud, fue la única víctima mortal cometida por la organización terrorista en Salamanca, pese a que lo intentaron también con el recientemente fallecido Juan José Aliste en noviembre de 1995, que salvó su vida. 

Desde el 2 de septiembre de 2013, 21 años después del atentado, una glorieta de Salamanca lleva el nombre de ‘Coronel Antonio Heredero Gil’. Está situada en la confluencia de la avenida de Portugal con el paseo de la Estación, a pocos metros del lugar del suceso. 



El crimen del coronel Heredero aún sigue impune. Más de un tercio de los asesinatos cometidos por ETA aún no tienen autor material condenado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído