El acusado de violar a una mujer que le quería alquilar una habitación alega que fue sexo consentido

El hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer que acudió a su domicilio porque quería alquilarle una habitación ha negado los hechos y ha sostenido que mantuvieron relaciones sexuales consentidas, han confirmado fuentes jurídicas

EP

0 Comentarios

 Audiencia Provincial de Asturias
Audiencia Provincial de Asturias

El hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer que acudió a su domicilio porque quería alquilarle una habitación ha negado los hechos y ha sostenido que mantuvieron relaciones sexuales consentidas, han confirmado fuentes jurídicas. 

Así lo ha manifestado durante su declaración en la primera sesión de la vista oral del juicio, a puerta cerrada, iniciado este miércoles en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón. 

La abogada de la defensa pide con base a esta declaración la libre absolución de su cliente, mientras que tanto la Fiscalía como la acusación particular solicitan nueve años de prisión.

Además, el Ministerio público solicita siete años de libertad vigilada y 15 de alejamiento para el procesado, y algo superior la acusación particular. 

Durante el juicio han declarado policías y peritos y la mujer que puso en contacto a la víctima con el supuesto agresor, sabedora de que este alquilaba habitaciones. No ha podido testificar la víctima, que se trasladó a vivir a otra provincia, por un fallo técnico. Se espera que este jueves sí pueda declarar la mujer por videoconferencia y que sé dé lectura a las conclusiones finales. 

De acuerdo al relato fiscal, sobre las 15.00 horas del día 26 de mayo de 2016, el procesado, de 43 años, se encontraba en una vivienda de su propiedad en Gijón en compañía de la víctima, de 33 años, quien había acudido para ver la casa, ya que estaba interesada en alquilar una habitación. 

En un momento dado, el hombre le pidió a la mujer que se acostase con él, y como ella se negó e intentó abandonar la vivienda, el procesado se colocó frente a la puerta y, tras agarrarla por la sudadera que vestía, la llevó hasta una de las habitaciones de la casa, en donde tras empujarla sobre una cama, le pidió que le hiciera una felación. 

Ella se negó y entonces el procesado la agredió sexualmente. A continuación le permitió que se marchara de la vivienda, dándole un número de teléfono móvil para que le llamase si seguía interesada en el alquiler de alguna de las habitaciones de la vivienda. 

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual del artículo 179 del Código Penal, en grado de consumación. 

Además de las penas ya citadas, la Fiscalía pide para el acusado, en concepto de responsabilidades civiles, que indemnice a la víctima con 10.000 euros por los daños morales sufridos. Igualmente, deberá de indemnizar al Sespa con 126,05 euros en concepto de gastos médicos, todo ello más los intereses legales. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído