Cataluña plantea ahora "confinamiento de fin de semana"

El ejecutivo catalán lamenta que el estado de alarma no dé al Govern todos los instrumentos para adoptar medidas más contundentes

0 Comentarios

 Ramblas vacias
Ramblas vacias

Un paso más allá. La Generalitat de Cataluña estudia la posibilidad de decretar un confinamiento domiciliario de fin de semana para intentar frenar la expansión del coronavirus, ahora mismo descontrolado en esta comunidad, según informa el diario ABC

A la mañana siguiente de que Cataluña viviese su primera noche de toque de queda -en su caso desde las diez de la noche a las seis de la mañana.-, la consejera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, ha reconocido que el ejecutivo se plantea avanzar hacia medidas más restrictivas. "Está sobre la mesa, el fin de semana es cuando hay más interacción", ha explicado en Catalunya Ràdio.

La pretensión, ir adoptando medidas restrictivas de manera gradual para evitar acabar en un confinamiento total como en la primavera. Desde la Generalitat, por otra parte, se ha criticado el estado de alarma decretado por el Gobierno por "insuficiente", al entender que no da los instrumentos al ejecutuvo catalán "para hacer todo lo que nos gustaría hacer" en la lucha contra la pandemia.

Entre estas medidas, por ejemplo, la posibilidad de que la Generalitat declarase el teletrabajo como obligatorio, o algún tipo de "confinamiento domiciliario" como el que se plantean precisamente para el fin de semana, lo que debería avalar la Justicia.

Los datos de propagación de la enfermedad en Cataluña preocupan en extremo, hasta el punto de que ya hace días que el gobierno catalán plantea el escenario de los confinamientos domiciliarios, lo que también llevaría asociado el cierre de las escuelas, en este caso la medida última y más extrema que se plantea. Hoy, sin embargo, el director general de Centros Públicos de la Generalitat, Josep González-Cambray, ha afirmado que el cierre de los centros educativos "no está sobre la mesa", pese a que "aumentarán los casos de coronavirus, porque están subiendo en la comunidad".

En esta misma línea, la jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Magda Campins, ha afirmado ese lunes que la actual situación de la crisis de la Covid-19 es "muy peligrosa" y ha pronosticado que en los próximos días serán necesarias "medidas más drásticas".

Campins se ha mostrado "escéptica" sobre el efecto real que puede tener el cierre de bares y restaurantes, del que se cumplirán dos semanas el viernes, día a partir del cual debería comenzar a notarse su impacto en los indicadores epidemiológicos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído