¿Cómo tiene que hacer la declaración de la Renta un youtuber?

El alto porcentaje de dinero que puede llegar a embolsarse un youtubers requiere que rinda cuentas a Hacienda. Te contamos cómo

Imagen de archivo Youtube.
Imagen de archivo Youtube.

Según afirma el periódico El País y 20minutos “para empezar a ganar dinero en YouTube se deben tener, como mínimo, 1.000 suscriptores y 4.000 horas de visualización”, a partir de ahí los youtubers ya empiezan a generar bastantes ingresos que deben declarar. A parte de YouTube, la plataforma Twitch también es otras de las elegidas por los creadores de contenido para compartir sus videos.

Ser youtubers o creador de contenido de videos se ha convertido en una de las profesiones más rentables, a la que cada vez más jóvenes se suman porque los beneficios que pueden llegar a generar son muy altos. Según informa El País “algunos creadores de contenido pueden llegar a ingresar más de 300.000 euros anuales y, por lo tanto, se les aplica el último tramo del IRPF del 48%”. Y un negocio tan rentable tiene que rendir cuentas. Por eso, los asesores fiscales de TaxScouts, la gestoría online más rápida, ha presentado una guía tributaria adaptada a los creadores de contenido de video en función de los ingresos que generen.

Así, aquellos que generen pocos ingresos, es decir un ‘streamer pequeño’ es posible que no tenga que hacer la declaración de la Renta. El motivo, es porque en el caso de los autónomos solo es necesario hacer la declaración de la renta si sus ingresos son superiores a los 1.000 euros anuales. Sin embargo, cuando un youtuber comienza a generar ingresos que superen el sueldo mínimo interprofesional deberá darse de alta en la Seguridad Social pagando una cuota de 60 euros al mes, en el caso de ser nuevo autónomo, sino deberá pagar 281 euros. Además “el creador de contenido debe aplicar el IVA del 21% del importe del servicio, mientras que el IRPF se calcula en función de los ingresos obtenidos” (El País).

Por otra parte, aquellos youtubers con canales que tengan en torno a las 100.000 visualizaciones y 250.000 suscriptores, con ingresos superiores a 2.000 euros mensuales, deberían pagar un IRPF que se ajuste al 13%. Algo a tener en cuenta por estos profesionales es que Hacienda considera retribución en especie los productos que reciben los youtubers como obsequio, y por ello tienen que declararlos, ya que forman parte de su retribución


Finalmente, hay un alto porcentaje de youtubers que generan una elevada cantidad de ingresos al contar con millones de suscriptores, por ejemplo El Rubius o AuronPlay son algunos de los casos más sonados, ingresando más de 300.000 euros anules. Por ello el IRPF que se les aplica es mucho superior, 48%.

Además, “independientemente del tamaño de su canal, los creadores de contenido deben emitir facturas a sus clientes de las que deben retener el IVA del 21% e ingresarlo a Hacienda, y si es una actividad habitual, hay que darse de alta como autónomo” (El País)

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído