​Estas son las multas que pueden ponerte durante el estado de alarma por utilizar el sacar al perro a pasear: desde los 100 hasta los 30.000 euros

Los paseos han de ser lo más cortos posibles y sin alejarse del domicilio. Y siempre han de ser en solitario, nunca en pareja o grupo

 Dueños perro (20)
Dueños perro (20)

El sacar a pasear al perro es una de las excepciones que contempla el Real Decreto que estableció el estado de alarma en España el pasado 14 de marzo y que restringe la movilidad para así frenar la expansión del Covid-19. Sin embargo, y pese a que haya gente que se lo tome muy a la ligera, el infringir las normas puede conllevar una cuantiosa multa que varía desde los 100 hasta los 30.000 euros.

Lo primero que se ha de saber es que si se permite pasear al perro es para que este haga sus necesidades fisiológicas, no para que el dueño pasee o estire las piernas. Por ello,estos paseos han de ser lo más cortos posibles, sin alejarse del domicilio, siempre en solitario -nunca en pareja o grupo- y siempre el menor número de veces posible al día.

De no cumplir estas normas, nos podemos exponer a una serie de multas. De hecho, si no hacemos caso a la autoridad competente, la sanción puede variar desde los 600 hasta los 30.000 euros, que sería el máximo por desobediencia a la autoridad. Por ello, si se nos indica que regresemos a nuestro domicilio, se ha de cumplir la orden.

Por supuesto, y aunque deba de hacerse sin importar si estamos en estado de alarma o no, es obligatorio recoger los excrementos, so pena de 300 euros hasta los 3.000. Lo mismo ocurre con la identificación, ya que si el can no lleva el chip, la sanción podría elevarse sustancialmente.

Asimismo, el animal tampoco puede acercarse a jugar u olisquear a ninguna otra persona, ya que la Ley de Salud Pública lo contempla en este caso como una infracción grave que puede acarrear una multa mínima de 3.001 por “producir un riesgo o daño grave a la salud de la población”, ya que así se considera durante el estado de alarma.

De hecho, precisamente por algo similar, el animal siempre tiene que ir atado, y no se le pueden lanzar objetos para que vaya a buscarlos o dejarlo libre para que corra, con multas de hasta 300 euros -que aumentan en el caso de que sea de una raza potencialmente peligrosa-.

La sanción más alta, hasta los 30.000 euros, sería para casos de maltrato o abandono. Algo que se produjo mucho al inicio de esta crisis del Covid-19, pese a que los animales no pueden transmitir ni contagian el coronavirus.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído