Estas son las enfermedades que transmiten los perros a través de la saliva

La saliva de los perros puede contener bacterias y estas pueden ser transmitidas a los humanos

Redacción

4 Comentarios

Estas son las enfermedades que transmiten los perros a través de la saliva
Estas son las enfermedades que transmiten los perros a través de la saliva

En España, los perros son las mascotas por excelencia. Y ahora que llega el invierno, los perros también pueden resfriarse y sus síntomas sonparecidos a los de los humanos, como por ejemplo, la tos. Nuestro sistema inmune se encuentra más débil en los meses del frío, por eso, también tenemos que tener cuidado con aquellas enfermedades que nuestros perros pueden contraer, no solo por ellos, sino también por nosotros. Suele ocurrir, sobre todo, que los perros tienen gran cantidad de bacterias en la boca, por eso, debemos cuidar su salud bucal. A continuación, te hablamos de las enfermedades que transmiten los perros por la saliva, según informa el diario digital El Español.

Estas son las enfermedades que transmiten los perros por la saliva:

Capnocytophaga

En primer lugar: Esta es una enfermedad producida por una bacteria (Capnocytophaga canimorsus) que forma parte de las bacterias que hay en la boca de los perros de forma natural. Hay que tener cuidado porque se transmite a los humanos a través de la saliva, con cualquier lamida o mordida. No genera ningún síntoma en el perro, pero sí en los humanos. Estos son: náuses, fiebre alta, dolor de espalda, malestar general y si hay una herida por mordida, puede que esté infectada. No se trata de una enfermedad grave, y se puede curar con las prescripciones de un médico, pero hay que ser cautos.

Nematodos

En este caso, nos encontramos con diversos tipos de lombrices de perros, pero los que tienen más riesgo de ser transmitidos a los humanos son las llamadas comúnmente lombrices intestinales. El proceso de contagio es el siguiente: si tu u perro se lame la zona anal, sus heces u olfatea algunas heces en la calle portadoras de nematodos y sus huevos, estos pueden quedar en su boca. Para evitar todo esto, es tan importante seguir las pautas de desparasitación.

Tenias 

Son un tipo de cestodos que aparecen en las heces del can, pero también pueden estar en sus camas o cerca del ano del animal. En este caso, el contagio se produce como en el caso anterior las lombrices intestinales. Si el can tiene este parásito, podemos apreciar que come mucho, pero no engorda porque el parásito se está quedando con sus nutrientes. De nuevo, hay que tener muy en cuenta un plan de desparasitación para el peludo. 

Hidatidosis

El causante de esta enfermedad es el parásito Echinococcus granulosus, conocido como el gusano de la hidátide, de ahí el nombre de la enfermedad "hidatidosis. De nuevo, se trata de una enfermedad común cuando el perro no está desparasitado. En los animales carnívoros (hospedador definitivo), este parásito se desarrolla hasta la forma adulta como tenias intestinales. Y los humanos nos podemos contagiar como en las enfermedades anteriores, a través de la saliva, tanto la suya como la nuestra, es decir, por sus lamidas o mordidas como por el hecho de que nosotros toquemos su pelo y luego nos tocamos la boca (también por la nariz o los ojos).

Giardias

Las giardias son protozoos que se transmiten principalmente por las heces, en las que se liberan unos quistes infectantes, pero también se transmiten por la saliva del perro. El contagio se produce de las misma forma que en los nematodos y cestodos y el síntoma principal es la diarrea. 

Rabia

En el caso de la rabia, nos encontramos con una de las enfermedades que transmiten los perros por la saliva más conocidas. Se transmite por el mordisco de un animal infectado, ya que el virus se elimina por la saliva. Sin embargo, no está presente solo en los perros, sino en muchos otros animales. Los primeros síntomas son los siguientes: fiebre, dolor de cabeza, cansancio y vómitos. Luego, aparecen otros como la desorientación, ansiedad, alucinaciones, salivación excesiva, crisis convulsivas... Finalmente, se da la fase paralítica cuando se producen el coma y la muerte. Sin embargo, no suelen darse consecuencias tan extremas en tanto que existe vacuna tanto para el animal como las personas. 

Leptospirosis

En este caso, el contacto primario es con la orina: los restos de orina infectada con lesiones en la piel o por mucosas oculares, nasales o bucales. En el caso de la saliva, sería de forma indirecta. En humanos, la primera fase de la leptospirosis es similar a un resfriado. En el caso del animal nos encontramos con los siguientes síntomas: fiebre alta, apatía, orina oscura y en ocasiones hemorrágica, gastroenteritis con diarreas y vómitos sanguinolentos, ictericia y deshidratación. Sin embargo, suele ocurrir que el propio sistema inmune del perro controla esta enfermedad, y en cualquier otro caso, existen tratamientos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído