¿Por qué hay que llevar un control en el consumo de fosfatos?

El organismo del cuerpo humano necesita de fosfatos, pero como todo, consumirlos en exceso puede provocar efecto rebote, y perjudicar seriamente la salud

¿Por qué hay que llevar un control en el consumo de fosfatos?
¿Por qué hay que llevar un control en el consumo de fosfatos?

Los fosfatos son las sales. Un nutriente necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo que ayuda a prevenir problemas gastrointestinales, favorece la memoria y la concentración y ayuda a la distribución de la energía entre otros beneficios. Sin embargo hay un problema asociado a este nutriente tan necesario.

El problemas es que la mayoría de la comida y alimentos procesados conlleva una gran cantidad de fosfatos, por eso debemos tener tanto cuidado con lo que comemos. Por ejemplo, la carne procesada, la bollería, los refrescos, los snacks... La mayoría de ellos, los consumimos sino a diario, muy habitualmente. Y algunas de las consecuencias más negativas de hacerlo son el aumento en la presión sanguínea, enfermedad renal o cardiaca, aumento de sobrepeso y aceleración del envejecimiento entre otras cosas.

Pero podemos reducir su consumo y complementarlos con otros alimentos para llevar una dieta más equilibrada y sana, como por ejemplo comiendo frutos secos, legumbres, lácteos, verduras o lácteos, que sí son un buen complemento para sustituirlos.

Otra opción es asegurarnos de que los procesados que consumimos no contienen fosforo. Para ello, y como recomienda el diario 20minutos, solo hay que mirar la etiqueta cuando los vayamos a comprar y buscar aquellos que contengan otras sustancias como polifosfatos (E452), ácido ortofosfórico (E338), tripolifosfato de sodio o potasio entre otras.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído