La mujer más mayor de Europa, con 117 años, pasa el coronavirus sin un solo síntoma

La hermana André, una monja de Toulon, ha sido asintomática y ha asegurado que no se dio cuenta ni de que lo tuvo

0 Comentarios

La hermana André | Foto: France24
La hermana André | Foto: France24

Hay historias que, por inverosímiles que parezcan, son reales como la vida misma. Si algo se ha caracterizado el coronavirus es por ser especialmente agresivo con las personas mayores, contando con una alta tasa de mortalidad entre los ancianos que lo contraen. Sin embargo, hay en ocasiones en los que los mismos superan el virus sin apenas darse cuenta.

Esto es lo que le ha ocurrido a la persona más anciana de Europa (y segunda del mundo). Se trata de la hermana André (Lucile Randon de nombre original), una monja de Toulon (en la costa sureste de Francia, no muy lejos de Marsella) de 117 años que ha superado el COVID-19 siendo totalmente asintomática. Es decir, sin mostrar ni un solo síntoma de la enfermedad.

Así lo refleja el medio francés Le Point, quien indica que la hermana André fue una excepción en su residencia, donde muchos de los habitantes sí que tuvieron síntomas. Desde mediados de enero ha estado confinada para evitar contagiar a nadie más, y hace apenas dos días volvía a gozar de libertad a su tan avanzada edad.

El citado medio señala, en palabras del entorno de la monja, que lo que más le ha dolido de contraer la enfermedad ha sido, precisamente, la soledad de estar aislada así como la imposibilidad de asistir a misa. La hermana André también ha mostrado su preocupación por otros residentes, asegura el periódico francés en boca del director de comunicación de la residencia, lugar donde se produjo un brote (81 de los 88 residentes se contagiaron, y diez de ellos fallecieron).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído