Si no ensuciaste tu ropa pero días antes te fuiste de fiesta y se impregnó el olor de cigarro, si tu ropa huele a comida como consecuencia de haber ido a comer a algun restaurante... no necesitas meterlas a la lavadora, simplemente sigue alguno de los siguientes pasos para que esos malos olores desaparezcan por completo.

1. Cuélgala en lugares abiertos: Busca un área abierta donde circule muy bien el aire y cuelga tu ropa por lo menos unas dos horas, el aire pasará por las fibras de las prendas haciendo que los malos olores se desprendan de la ropa.

2. Mete tu ropa al congelador: Esta en una manera fácil y práctica de dejar tu ropa como nueva, guarda tus jeans en una bolsa de plástico y métela al congelador por una hora; el congelador eliminará la bacteria que causa el mal olor sin tener que deslavar tus jeans favoritos.

3. Vodka: ¿Increíble no? Pero lo que te ocasionó el mal olor un día antes, es lo que te salvará al día siguiente. Vierte vodka en un atomizador y rocía el líquido sobre tu prenda. El mal olor desaparecerá en cuanto se seque.

4. Bicarbonato de sodio: En un recipiente poco profundo vierte un poco de bicarbonato de sodio, extiende tu ropa en algún lugar ya sea en tu cama o en una mesa y pon el recipiente encima de tu prenda. Si tu ropa es blanca, puedes esparcir un poco de bicarbonato sobre ella sin preocuparte por que se manche. El bicarbonato absorberá el olor después de un rato.

5. Vapor y vinagre: Para que no desperdicies agua, métete a bañar y aprovecha el vapor de tu regadera. Cuelga tu prenda en un área que esté en contacto directo con el vapor del agua caliente y debajo de ella pon un vaso con vinagre. Puede ser que huela un poco fuerte pero cuando salgas de bañar, cierra la puerta del baño y deja que el vapor que quedó encerrado siga haciendo efecto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído