Trucos para recalentar huevos y que queden como recién hechos

Es uno de los alimentos más socorridos y versátiles, pero uno de los más firmes candidatos a terminar en el cubo de la basura ante la menor duda de seguridad

0 Comentarios

 Huevo frito
Huevo frito

El desperdicio de alimentos es un asunto que golpea nuestras conciencias de habitantes de un país desarrollado. Las cifras que ofrece el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación son excesivas: en España, tiramos a la basura 1.339 millones de kilos/litros de comida en 2018 (un 8,9% más que el año anterior), y la gran mayoría (1.127 millones de kilos) correspondió a productos sin utilizar y tan solo 212 millones de kilos son alimentos ya cocinados. 

¿Cómo hay que recalentar los huevos?

Lo primero que hay que tener en cuenta, según el diario El Confidencial, es que el huevo debe estar bien cocinado, sin que se quede líquido; esto es, aproximadamente a más de 70ºC. Cumplido este requisito, en ese momento, o después sus sobras, es seguro para el consumo, pero también han de guardarse adecuadamente. Si los huevos son cocidos, hay que colocarlos en un recipiente poco profundo para permitir un enfriamiento rápido y uniforme, y después conservarlos en el frigorífico a 4ºC o menos. Los sobrantes hay consumirlos en el plazo de 3 a 4 días.

Pero toda precaución nunca está de más, así es que si vamos a aprovechar los restos, al recalentarlos hay que volver a alcanzar, al menos, los 70ºC. La preparación inicial también influye en la técnica empleada para el recalentado. Aquí hay algunos consejos para volver a calentar algunos tipos comunes de platos con huevo a la temperatura adecuada:

Revueltos: el método más rápido para recalentar huevos revueltos es en un plato apto para microondas. Cocinar a fuego alto durante intervalos de 20 a 30 segundos, revolviendo para calentar uniformemente.

Tortillas y quiches: recalentarlos en el horno para obtener los mejores resultados. La temperatura aconsejada es 180ºC entre 15 y 20 minutos (25 a 30 minutos si la comida está congelada).

Cocidos: no se deben calentar en el microondas porque la yema puede explotar. Lo aconsejable es hervir agua y echarla sobre el huevo cocido en un plato resistente al calor hasta que se sumerja. Dejarlos reposar durante 10 minutos para que se recalienten.

Fritos: poner los huevos fritos en una sartén con una pequeña cantidad de aceite. No es necesario darles la vuelta siempre que se calienten por una cara durante 2 a 5 minutos.

Escalfados: calentar agua en una cacerola a fuego lento y colocar los huevos escalfados durante 1 a 2 minutos para recalentarlos antes de retirarlos con cuidado.

Sin prisas, y siguiendo estos consejos, podrás preparar una comida de aprovechamiento en pocos minutos con unos huevos de 'toma pan y moja' (y sin tirar más alimentos a la basura).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído