¿El WiFi de casa va lento? Cinco trucos que mejorarán la conexión

Si eres de los que te quejas de lo mal que funciona el WiFi no te preocupes, sigue estos trucos y verás cómo mejora tu conexión 

 Wifi
Wifi

Internet ha pasado a convertirse en uno de esos gastos fundamentales en prácticamente cualquier hogar del mundo. Una necesidad que se suma a la electricidad, al agua o al gas.

Sin embargo, pese a que sobre el papel todos sabemos lo que es una red WiFi, pocos entienden realmente cómo funcionan y cómo es posible mejorar una conexión en caso de que ésta no funcione como es debido.

El diario El Español ofrece una serie de consejos que te permitirán tener una conexión WiFi más veloz y con menos cortes.

La posición del router:

El primer paso para que la conexión WiFi nos vaya como es debido es colocar el router en una posición que nos beneficie. Debemos intentar que no esté en un extremo de la casa, sino en una posición intermedia que garantice una buena cobertura en toda la vivienda. El salón es la estancia que suele ocupar esa zona central de la casa, aunque dependerá del hogar en cuestión.

Lo idóneo es que el router se encuentre a una altura algo elevada, quizás al mismo nivel de algún mueble que tengamos en el salón. A ser posible, debe tener espacio a su alrededor, cuantas menos paredes mejor.

En el caso de tratarse de un router con antenas visibles en su exterior, éstas deben estar en posiciones diferentes. Convendría tener algunas en posición vertical y otras en horizontal.

¿Qué WiFi escojo?:

En la actualidad, muchas operadoras ofrecen redes WiFi en dos bandas o frecuencias diferentes: 2.4 GHz y 5 GHz. Por esa razón hay veces que, si tenemos un dispositivo compatible, veremos que tenemos dos WiFi con nombres similares, como "WiFi123456" y "Wifi123456 Plus".

La primera de ellas se correspondería con la frecuencia de 2.4 GHz, que es la más antigua de las dos y admite velocidades de hasta 54 Mbps. La segunda, que trabaja en la frecuencia de 5 GHz, alcanza hasta 866 Mbps, la pega es que solo los dispositivos más modernos serán compatibles con ella, por esa razón puede que no logres encontrar dicha red con ordenadores o móviles antiguos.

Si quieres rapidez en tu WiFi, lo ideal es que te conectes a esa red "Plus" de 5 GHz, ya que puede ser hasta dieciséis veces más rápida que la otra. Además, al tratarse de una frecuencia menos utilizada, lo normal es que experimentes menos cortes que con la red de 2.4 GHz.

Usa repetidores WiFi:

Si tu casa no es demasiado grande, lo normal es que la red WiFi te funcione bien en cualquier lugar de la vivienda. Pero, si eso no es así, una buena opción sería comenzar a usar repetidores WiFi.

Dichos dispositivos son de gran utilidad en hogares de grandes dimensiones o con varias plantas. Tan solo tendremos que enchufarlos a una toma de corriente y enlazarlos con el router, tras lo que nos permitirá mejorar la cobertura WiFi en lugares de la casa donde ésta no llegue bien.

Optimiza tu conexión:

Aunque dispongamos de un router y paguemos por tener una conexión WiFi propia, compartimos frecuencia con un gran número de personas, nuestros vecinos principalmente.

En este sentido, cada dueño de una red WiFi se conecta a un canal determinado. Como ejemplo, las redes "Plus" (5 GHz) de las que hemos hablado antes disponen de 25 canales, mientras que las redes normales de 2.4 GHz disponen de 14. En ambos casos, lo ideal es utilizar un canal que esté lo menos saturado posible y que nos ofrezca una buena conexión.

Para saber qué canales están menos ocupados puedes instalar en tu móvil la app "WiFi Analyzer". Basta con que le des permisos de ubicación y ésta te mostrará el canal que usa tu WiFi y cuáles están menos frecuentados.

Una vez sabiendo eso, tendrás que acceder a la configuración de tu router, desde donde podrás modificar el canal. Otra alternativa es revisar los dispositivos conectados a nuestra red, para echar a posibles intrusos que estén aprovechando para robarnos WiFi.

Como es lógico, a mayor cantidad de dispositivos conectados, peor funcionará el WiFi. Por eso mismo nunca viene mal esa revisión de dispositivos y desconectar aquellos que realmente no estemos utilizando a menudo. Una buena idea es repartirlos entre la red "Plus" y la normal, usando solo la primera con los que necesiten una conexión más rápida.

Invierte en un router:

No vamos a decir que los routers que entregan las operadoras a sus clientes sean de mala calidad, no obstante, sí es cierto que suelen ofrecer un bajo nivel de personalización y unos resultados regulares.

Por esa razón cada vez más gente opta por comprarse los llamados routers en malla o mesh, un equipo de dos o tres routers que trabajan en conjunto para ofrecer una mejor cobertura WiFi en nuestra casa.

Si no te gusta el hecho de usar varios routers, como en el caso de los mesh, simplemente puedes optar por adquirir un router de calidad de TP-Link, Asus o cualquier otra marca de prestigio.

Como has podido observar, no te llevará mucho tiempo seguir algunos de nuestros consejos y, como es lógico, cada uno debe valorar si le compensa, además, invertir algo de dinero en ello.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído