8 de septiembre, festividad de la Virgen de la Vega, patrona de Salamanca. Tras la ofrenda floral que tradicionalmente tiene lugar en las vísperas, este martes se celebró una misa en honor de la virgen en la Catedral, con la participación de la Corporación municipal, aunque no toda, pues los concejales de Ganemos declinaron asistir al oficio religioso.

Tras la intervención del Coro Francisco Salinas, dirigido por Elena Blanco, el obispo de Salamanca, Carlos López, se refirió a las miles de personas que llegan cada día a Europa huyendo de la guerra en Siria. "El Papa ha hecho un llamamiento para acoger a cuantos podamos mantener para que lleven una vida digna. Nosotros asumimos esto como una expresión de la fe en Cristo y con ello empezaremos a vivir por adelantado el Año Jubileo".

A continuación intervino el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, quien destacó su compromiso con el entendimiento y la solidaridad. En primer lugar, porque ahora hay más voces en el Ayuntamiento como resultado de las elecciones municipales, por lo que tienen que entenderse para que Salamanca sea "un espacio de convivencia y respeto". Y añadió que "Salamanca tiene que ser una ciudad solidaria con quienes más lo necesitan porque vivimos tiempos complejos y aún son muchas las personas que pasan necesidades".

Por eso, insistió Mañueco, "las personas son la prioridad, trabajamos para la inserción de las personas con discapacidad, para los mayores, para dar esperanza a los jóvenes, pero también para mejorar el mundo". De ahí que "debemos recordar que en la historia Salamanca ha sido pueblo emigrante y fue bien recibido. El dolor de las imágenes que hemos visto tiene que hacer que nos demos cuenta de que son problemas de todos. Y en especial lucharemos contra la violencia ejercida sobre los más débiles, mujeres y niños".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído