Calvarrasa de Arriba revivió en la noche de este miércoles una de las tradiciones que particulares, la de la hoguera.

El fuego, como elemento purificador y ahuyentador de los malos espíritus, es el pretexto para vivir en plena noche un momento de hermandad en torno a las llamas que, además, alivian el intenso frío de estos días. 

Los vecinos del pueblo bailaron junto a las llamas al ritmo de la gaita y el tamboril gracias al buen hacer de ?Los charritos de Salamanca?. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído