Los alumnos del taller municipal de teatro han vuelto a subirse al  escenario de la  Basílica Teresiana con su particular espectáculo,  ?Microteatros, historias para disfrutar?, que no ha dejado a nadie indiferente.

Un grupo de 20 personas se inscribían en febrero en el taller de teatro municipal. El objetivo del taller es aprender a relacionarse con los demás, comunicarse a través del lenguaje corporal, gestual, perder la timidez, jugar y, sobre todo, divertirse.

Tras prepararse para poner en escena lo aprendido este martes, los alumnos aseguran que es una actividad creativa donde combinan juegos, técnicas y dinámicas. "No se trata de aprender un papel teatral, sino de utilizar el teatro como recurso que permita divertirse, aprender, plasmar creaciones o perder el miedo a hablar en público", explican.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído