Tras vibrar con la potencia escénica de Malú, el recinto de espectáculos de Guijuelo volvió a vestirse de gala este viernes para recibir a Antonio Orozco. Llegó a la villa para presentar los temas de su último disco, ‘Dos orillas’, y seducir al numeroso público que se dio cita en el concierto, como viene haciendo a lo largo de toda su gira.
 
Intérprete de éxito, arropado últimamente por la simpatía del público tras su paso por populares programas televisivos ‘cazatalentos’, Orozco se ha revelado en la última década como un artista profundo acostumbrado a tocar la fibra de su legión de seguidores. Suyos son algunos de los ‘hits’ que más han triunfado en los últimos tiempos en la música cantada en español, de ahí que su fama no entienda de fronteras y sea uno de los españoles más admirados al otro lado del océano.
 
Conocedor de la enorme respuesta de los guijuelenses hacia su compañera Malú, llegó a la villa chacinera con ganas de dejar un recuerdo imborrable.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído