Tras finalizar el periodo de alegaciones ha quedado elevado a definitivo el acuerdo plenario que aprueba las modificaciones al Reglamento Municipal que establece las bases reguladoras de los festejos taurinos populares de los Encierros de Fuenteguinaldo.

 

El Consistorio adapta de esta forma las leyes a los nuevos tiempos y explica que la regulación de estos espectáculos tradicionales se hace necesaria “para continuar con la configuración y estructura de los espectáculos conforme al desarrollo tradicional, con especial énfasis en aquellos aspectos relevantes para la singularidad, pureza, trascendencia y espectacularidad de los mismos”. De igual modo, la modificación ahonda en la garantía de la integridad física “de los participantes, de los espectadores y personas ajenas a los espectáculos” y busca garantizar el buen trato de los animales que participan en los encierros “y evitar el agotamiento físico innecesario de las mismos”.

 

La norma renovada se preocupa hasta del detalle más minucioso de manera que, por ejemplo, determina las obligaciones de cada uno de los actores de los diferentes festejos o no considera actividad propia de la capea o prueba “el cite del toro con capas, trapos o a cuerpo limpio desde los burladeros ya que éstos se consideran como lugar de refugio de los participantes en dicha prueba en momentos de apuro o situación de peligro”. Estos, prosigue la norma, “deberán estar expeditos en todo momento, por lo que podrá ser sancionable la ocupación continuada sin justificación alguna”. 

 

En ese capítulo de sanciones se determina que a los caballistas se les puede llegar a retirar “de forma inmediata” como participante activo en el encierro que se esté desarrollando mientras que al resto de los participantes se les podría aplicar una propuesta de sanción por la Junta de Castilla y León, “como infracción leve, grave o muy grave”.
 
La estructura en la relación de espectáculos taurinos populares, se entenderá como base y condición mínima que compondrá el ciclo festivo. Esa estructura organizativa, número de animales y horarios ahora definidos “podrá sufrir variación en función de las necesidades de cada momento” aunque deberá ceñirse a la siguiente norma prefijada:
 
Viernes:
11.30 horas. Encierro mixto tradicional.
12.00 horas. Desencierro.
18.30 horas. Capea tradicional.
19.45 horas. Desencierro.

 

Sábado:
11.30 horas. Encierro mixto tradicional.
12.00 horas. Desencierro.
18.30 horas. Capea tradicional.
19.45 horas. Desencierro.

 

Domingo:
09.00 horas. Encierro urbano tradicional.
11.30 horas. Encierro mixto tradicional.
12.00 horas. Desencierro.
18.30 horas. Capea tradicional.
19.45 horas. Desencierro.

 

Lunes:
12.00 horas. Encierro mixto tradicional.
12.30 horas. Desencierro.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído