El pleno municipal del jueves día 22 de diciembre "ha reconocido y dado la razón" a Astormi. El alcalde; Javier Cascante, y la concejala de Hacienda, Chabela de la Torre, han tenido que "rectificar su intento de subirnos a los vecinos el 3% del IPC en la recogida de basuras".

Astormi defendía "con razón", que la revisión anual de los precios de la basura no puede ser superior al 85 % del IPC interanual provincial, de acuerdo con el pliego de cláusulas administrativas que rigieron el concurso de adjudicación, “cuyas cláusulas se consideran parte integrante” del correspondiente contrato con la empresa concesionaria (Ley de Contratos del Estado).

Astormi, con una sencilla pero fundada alegación, “no se puede aplicar el incremento del IPC de forma lineal a la tarifa trimestral, este año el 3%, en todo caso el 85%, del mismo”,como recoge la Ley de Contratos del Estado, ha conseguido aquello que el alcalde "debía haber evitado, pues él tiene a su alcance más y mejores medios personales, para evitar una subida que sólo beneficia a la empresa en perjuicio de los intereses de los vecinos a los que él debía defender y por lo que cobra un sustancial sueldo".

   

La concejala de Hacienda, Chabela de la Torre, en su propuesta de subida incurría en "una clara y manifiesta ilegalidad y en un fraude a los vecinos, ¿será que no tiene tiempo suficiente para dedicarle a la Concejalía con tantos cargos que tiene?", se pregunta Astormi.

    ASTORMI critica que no se hayan tenido en cuenta que el citado incremento no debería aplicarse diferentemente sobre la tarifa trimestral de la tasa, sino que se debería aplicar al “precio de contrato”, como igualmente contempla las cláusulas del contrato del servicio de recogida de basura, pues con ello conseguiríamos una minoración del coste del servicio que incide directamente en la tarifa, obteniendo una rebaja de la misma.

La Asociación de Vecinos de Santa Marta denuncia que el procedimiento del incremento lineal del IPC de la Tarifa trimestral, seguido este año, como los anteriores "provoca un incremento progresivo, cuando no exponencial, del coste del servicio al incluir una y otra vez partidas que en su momento no debían formar parte del coste del servicio".

También denuncia que todos estos años se han estado "realizando subidas de la tasa de basura por encima de lo marcado por la ley por lo que estudiaremos la posibilidad legal de interponer una denuncia ante los tribunales".

Esta asociación vecinal ya había solicitado "la inclusión de medidas de carácter social, con una bonificación del 50 % a las familias con menos recursos, promesa que el PP ha incumplido pues figuraba en su programa electoral, engañando a los vecinos".

Astormi defiende estas bonificaciones dada "la grave situación de crisis económica y social que tienen muchos vecinos y que se podía haber recogido y financiarlas con cargo a múltiples partidas de gastos fácilmente recortables: retribuciones a los miembros de la corporación, dietas y gastos de representación, anuncios no obligatorios en prensa, inversiones innecesarias y prescindibles (estatuas, letras…) obra faraónica del nuevo ayuntamiento, subvenciones innecesarias para cursos y actividades superfluas etc….. Lamentablemente los políticos no se pueden apretar el cinturón, pero los ciudadanos deben pagar la basura aunque no tengan para comer y acudan a los servicios asistenciales y a la parroquia para ello".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído