En total contarán con 9 kilómetros que permitirán a los usuarios recorrer todo el casco tradicional, entrando desde el acceso situado en la carretera que va hacia Pelabravo y conectando con el de Salamanca, sin necesidad de abandonar la vía en ningún momento. Así el nuevo trazado enganchará desde Salamanca en la calle Nueva, pasando por la plaza del Ángel, la calle de La Luz y la plaza de la Iglesia, en donde se situará un acceso a la Isla del Soto. A continuación enlazarán con el Paseo Fluvial y la Bajada del Río, hasta culminar en la calle Monseñor Romero. En estas dos últimas actuaciones, se ha previsto que el carril ocupe el lateral del boulevard central peatonal.
 
Todas las actuaciones serán poco invasivas con el medio ambiente, ya que se utilizarán las infraestructuras existentes; y con los viandantes, ya que se tratan de vías semi-peatonales. Además, como comentó el concejal de Medio Ambiente, David Mingo, “son totalmente asequibles para las arcas municipales, ya que el único gasto que se va a realizar es el de pintura, ya que las obras serán acometidas por los alumnos del Plan municipal de Empleo, puesto en marcha por el Ayuntamiento”.
 
Entre los trabajos que se van a realizar está el de señalización, retirada de obstáculos, reorganización de aparcamientos y rebaje de aceras. Por otro lado, se prevé que las obras estarán listas para la próxima primavera.
 
Cabe recordar que los primeros tramos del Carril Bici se pusieron en marcha a principios de 2006, en la zona situada en el puente Juan Carlos I.
 
Por último, Mingo destacó que aún queda mucho por hacer y que en futuros proyectos está previsto ampliar los tramos del carril, para que conexionen con las principales urbanizaciones de la localidad y mejorar la conexión, a través de caminos, con pueblos vecinos como son Carbajosa o Pelabravo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído