El colectivo de padres y madres y los Ayuntamientos de Monleras y Sardón de los Frailes han iniciado una lucha “en defensa de una escuela de calidad en el mundo rural ante la situación a que la Dirección Provincial de Educación ha conducido al colegio ‘Bajo Tormes’.   

Los recortes “drásticos” en la escuela rural suponen “un paso decisivo en el desmantelamiento de servicios y recortes de derechos sociales en las zonas rurales que se está produciendo de manera imparable”.

Mantener la vida en los pueblos, explican, “no es una idea romántica”. El mundo rural es, aseguran, “una alternativa de futuro ante el actual modelo socioeconómico que genera desequilibrios, desigualdades, desarraigo, crisis, pobreza, violencia y hambre”.

Los padres se han lanzado a la calle ante la supresión de una de las dos profesoras a tiempo completo con las que contaba el centro, una decisión motivada por el cumplimiento de la norma educativa basada en la asignación de docentes en función del número de alumnos.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído