Desde 1990, la compañía Azar Teatro ha seguido una trayectoria ascendente en cuanto a la calidad y cantidad de sus montajes escénicos, como corrobora su presencia en numerosos circuitos nacionales e internacionales.

Sus espectáculos se caracterizan por la libertad de temas, técnicas y recursos, que siempre afrontan con rigor y con un estilo propio que les caracteriza.

El trabajo que presentan en Monleras, "Solitos",  es un espectáculo de sala, una comedia sin palabras. Es un trabajo que indaga en la esencia de la expresión teatral, con la ausencia de palabras como punto de partida, aunque sin renunciar a la profundidad que requieren los personajes y conflictos que plantea.

Abordada con un humor inteligente, podremos disfrutar de una comedia contemporánea, que invita a la reflexión sobre la condición humana.

Se trata de un espectáculo pensado para un público adulto. No obstante, podrán asistir los niños, siempre que vayan acompañados y respeten el silencio que la obra requiere. Ellos harán una lectura más sencilla, pero podrán seguir perfectamente la obra.

 En 1990 Azar Teatro profesionaliza su actividad. Desde entonces hasta ahora, hemos seguido siempre una trayectoria ascendente en cuanto a la calidad y cantidad de nuestras propuestas y a la presencia de la compañía en los circuitos nacionales e internacionales. Nacimos con vocación ecléctica y asumiendo que el Teatro como arte se conforma con la suma de diferentes disciplinas artísticas. Nuestros espectáculos son expresión de la libertad de temas, técnicas y recursos que las artes escénicas contemporáneas reclaman. Ejercemos nuestra profesión con libertad, pero asumiendo la responsabilidad que ello supone, cuidando al máximo todos los aspectos de nuestro trabajo y creando un estilo propio que no habla de un determinado tipo de teatro, sino de una forma de hacer las cosas.

Azar Teatro es un equipo de trabajo estable y abierto, donde el constante flujo de ideas y el contraste de experiencias, genera un espíritu dinámico y creativo que explora todas las posibilidades de expresión que el teatro tiene.

Abarcando casi todos los estilos y propuestas, y sirviéndonos de autores clásicos y contemporáneos, sin desdeñar ningún lenguaje ni espacio, como lo demuestran las producciones estrenadas y las giras realizadas a lo largo de estos años por todo el estado español y por países como Portugal, Francia, Gran Bretaña, Italia, Malta, Cuba, Emiratos Árabes, Alemania, Irlanda, Uruguay, Polonia, Suecia, EE.UU ... etc... La Compañía, trabaja el teatro tanto de sala como de calle, buscando siempre diferentes formas de comunicación con el público. En sus propuestas de sala, el texto y el cuerpo adquieren la misma importancia y se potencian por igual, en un intento de ofrecer al espectador un espectáculo capaz de atrapar por su contenido y por su aspecto visual. En los espectáculos de calle, la participación y complicidad con el público son  indispensables y el elemento lúdico forma siempre parte del juego escénico. El aspecto estético y la música tienen para esta Compañía un protagonismo esencial a lo largo de toda su trayectoria.

'SOLITOS'

En una casa de empleados del ferrocarril, junto a un cruce de vías, el guardagujas y su esposa ven pasar los días como ven pasar los trenes, desde el andén. Vida y trabajo se entrecruzan en un particular ritual de gestos y acciones sin principio ni final. Él se dedica al cuidado de las vías y el accionamiento de la aguja. Ella complementa el trabajo de su marido comprobando y embalando los pequeños objetos promocionales que les entrega la compañía. Siempre los mismos trenes, siempre a las mismas horas, una rutina repetida hasta la saciedad, en un trabajo y una vida marcada por los horarios del tren.

Los dos viven en silencio sus frustraciones y anhelos, los dos viven en silencio para no dejar de ¿amarse?.

La Compañía Ferroviaria envía un observador al que encarga un control exhaustivo del trabajo del guardagujas. Obligado a convivir con el matrimonio y recibido con hostilidad, pasará a formar parte del círculo de silencio que solo rompe el teléfono, unas veces para avisar sin palabras la llegada de un tren y otras para dar instrucciones precisas a los habitantes de la casa.Prólogo.

Con el humor y la profundidad como base del proyecto y con la ausencia de palabras como punto de partida y no como meta, se conforma el espíritu de un trabajo que indaga en la esencia de la expresión, en la concreción del gesto y la economía expresiva. El proyecto parte de la premisa de utilizar las palabras sólo en el caso de no poder expresar de otra forma una situación o un estado de ánimo, y al mismo tiempo no contentarnos con una historia banal, no contar una simple anécdota, no crear una sucesión de gags, sino crear una dramaturgia con suficientes puntos de interés y con personajes completos que expresan sus emociones, que llevan encima el peso de su pasado, que poseen anhelos, que viven realidades incómodas y que ven incierto su futuro. Queremos profundizar en los personajes y en el trabajo actoral, encontrar el proceso y su expresión forzándonos a huir de la forma hablada para encontrar el significado exacto de cada movimiento y cada objeto en el escenario. Es una búsqueda de la esencia de la expresión teatral, esencialización que alcanza también a otros aspectos del montaje, desde la escenografía y la utilización del espacio, hasta la iluminación y el sonido. Jugar con el espacio, con el tiempo y el silencio, creando un código perfectamente inteligible para el espectador y cargado de emoción verdadera. Nuestra técnica no se basa en el mimo, la danza o la máscara, se trata de crear la situación dramática necesaria para que esta trascienda sin necesidad de lenguaje verbal. Si el verbo supone una barrera, nos proponemos superarla universalizando nuestro lenguaje.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído