El presidente de la Comunidad de Propietarios insiste en que el derribo de parte del telesquí de La Covatilla no se hizo "clandestinamente"

En un escrito, aclara que la retirada de la pilona fue realizada por mandato judicial 

 Bejar Covatilla pilona desmontada
Bejar Covatilla pilona desmontada

La controversia sobre el derribo de parte del telesquí de Sierra de Béjar-La Covatilla, que fue realizado la semana pasada por la Comunidad de Propietarios de la finca 'El Tremedal', sigue lejos de amainarse, sumando un nuevo capítulo este miércoles, después del escrito enviado a los medios por parte de Francisco Montero Moral, el presidente de la Comunidad. 

"Teníamos un auto que sabíamos firme desde el año 2016, no obstante, el Ayuntamiento siguió recurriendo, a sabiendas, de que dicho recurso no prosperaría. La Comunidad de Propietarios de 'El Tremedal', durante estos dos años intentó infructuosamente llegar a acuerdos para evitar el desmantelamiento de la pilona", ha señalado, antes de aclarar que la retirada de la pilona realizada el pasado martes 11 se realizó "en jornada laboral, a plena luz del día y no clandestinamente", sin que "nadie" pusiera "objeción ni impedimento alguno" y, a pesar, según se indica, de que el Ayuntamiento tuviera conocimiento de la medida. 

Además, asegura que el derribo se hizo "tras el Decreto del Juzgado de Piedrahíta, de fecha 4 de diciembre, en el que se desestimaba el último recurso del Ayuntamiento y, confirmaba la facultad de los propietarios de 'El Tremedal' para llevar a cabo esta acción sin necesidad de previa autorización ni fijación de fecha exacta. Aun así, se informó verbalmente al Concejal de Obras y Urbanismo para poder llegar a un acuerdo que evitara esta acción avalada por decisión judicial, pero no hubo ningún tipo de respuesta". 

También asegura Francisco Montero Moral que el Consistorio bejarano estaba obligado a "depositar la cantidad de 17.771,39 euros tras la valoración de un perito judicial a partir de la elección del Ayuntamiento para que las tareas de retirada las realizara un tercero, en lugar de indemnizar a los dueños de la finca por no haber retirado el Ayuntamiento los elementos de la estación que la invadían. O sea, que si hubiera indemnizado no se habría retirado la pilona". Y añade que "no es sólo la pilona", ya que el acuerdo que ofrecen los propietarios de la finca incluye 200 hectáreas "con varias de las mejores pistas que tenía la estación hace unos años y un tramo de la pista natural Canchal Negro, que tendrá que ser desviada para cumplir la Sentencia". 

La retirada de las instalaciones de la Estación de Esquí de La Covatilla ha sido duramente criticada por el alcalde de Béjar, Alejo Riñones. En una rueda de prensa, subrayó la actuación como "clandestina", avanzando actuaciones del Ayuntamiento con la finalidad de exigir "responsabilidades jurídicas". Además, destacó que la estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla abrirá la temporada sin que se pueda acceder a las pistas de la zona alta, "con las consiguientes consecuencias económicas y de empleo directo e indirecto que este acto tenga en Béjar y la comarca".

"La comunidad de propietarios de la finca El Tremedal derribó sin licencias ni permisos, en la noche del 11 de diciembre, la última pilona del remonte que permite el acceso a las pistas de la cota alta de la estación", recalcó el regidor, antes de asegurar que en la mañana del día siguiente el Consistorio comprobó que la pilona se encontraba en el suelo "tras haberse quitado dos de los cuatro pernos que anclaban el poste al suelo. Como causa del desplome no solo la pilona afectada ha tenido daños, sino también ha producido daños, aún sin valorar, al resto del remonte". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído