Reflexiones sobre el futuro de la comunicación en la clausura de las Jornadas Nacionales de Oratoria

 Reflexiones sobre el futuro de la comunicación en la clausura de las Jornadas Nacionales de Oratoria
Reflexiones sobre el futuro de la comunicación en la clausura de las Jornadas Nacionales de Oratoria

El Teatro Cervantes de Béjar acogió este domingo la clausura de la primera edición de las Jornadas Nacionales de Oratoria y Comunicación, una cita en la que, a lo largo de tres jornadas, se ha planteado un acercamiento tanto teórico como práctico a esta disciplina basada en la buena argumentación con la celebración de debates en los que poner en práctica las técnicas de persuasión aprendidas.

Los periodistas Elena Gómez, Esther Moro, José Merino, Ana Vicente, Manuel Torrico y Jorge G. Trevín protagonizaron la mesa redonda con la que se despedía la cita. Bajo el título ?Los retos de la comunicación en el siglo XXI?, realizaron una radiografía del estado de la profesión, centrándose en virtudes y defectos del actual modelo marcado por el rapidísimo avance tecnológico, al tiempo que plantearon los desafíos que, a su juicio, habrá de enfrentar el periodismo en los próximos años. Definir el modelo es uno de los principales. El sector periodístico español aún se debate entre la gratuidad y los llamados ?muros de pago?. ?Solo si los grandes grupos editoriales llegan a un acuerdo, terminaremos pagando por la información?, apuntó José Merino, consciente, además, que el hecho de cobrar por la prensa digital puede ayudar también a que dé el salto de calidad que le lleve a exprimir al máximo el formato.

Para Elena Gómez una de las claves del futuro está en la mejora de las infraestructuras. El medio rural continúa siendo el hermano pequeño del progreso debido a que la modernización tecnológica no va al mismo ritmo que en las grandes ciudades. En una sociedad que camina inevitablemente hacia lo digital, miles de personas en los pueblos siguen teniendo un acceso restringido y condenados a vivir en un modelo analógico que sigue dando síntomas de agotamiento. 

La periodista de El Norte de Castilla aprovechó la presencia del alcalde bejarano y diputado provincial, Alejo Riñones, para pedirle que sea reivindicativo en ese sentido en el Palacio de La Salina al tiempo que reconoció que la comarca bejarana es una de las que mejor está sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos.

Ante un auditorio formado por alumnos procedentes de diversos lugares de España e, incluso, estudiantes colombianos de la Universidad de Salamanca tutelados por la Doctora en Derecho, Marta del Pozo, Ana Vicente quiso detenerse en la fotografía más amable de la evolución en el ámbito periodístico. La profesión, remarcó, ?sirve para dar visibilidad a muchos aspectos que sin la lupa del periodista pasarían desapercibidos?. De igual modo, elogió la madurez del público ?que cada vez va eligiendo mejor y se ?fabrica? su propio medio eligiendo de qué y cómo quiere ser informado?.

Desde la radio, el veterano Manuel Torrico, una de las grandes referencias del periodismo bejarano, puso de manifiesto cómo el medio en el que desarrolla su labor profesional ha salido indemne al avance de los tiempos, una teoría respaldada en que la comunicación radiofónica puede haber visto alterado ?en muchos casos a mejor- el ?continente?, pero en ningún caso el contenido pues ha sabido mantener, además, ese halo de respetabilidad que la sigue caracterizando. ?La radio es más viable de cara al futuro y sabe convivir con las TIC?, sentenció Torrico.

Distinguir la información del ?ruido? informativo generado por la irrupción de las redes sociales y su aplicación al mundo de la comunicación, conjugar la inmediatez de la prensa digital con aspectos básicos de la profesión como el contraste de las noticias, enfrentar retos como el de los robots generadores de noticias, que ya comienzan a lanzar por si mismos determinadas informaciones o ser fieles a la esencia del oficio, contar historias atractivas fueron otros de los ingredientes de una cita en la que no faltó el debate.

El de los juicios paralelos fue otro de los asuntos más recurrentes, al igual que la presunción de inocencia, el feedback con los lectores o la responsabilidad del periodista hacia su audiencia, un aspecto sobre el que Esther Moro quiso arrojar luz apelando a la ética del periodista que no debe lanzarse ?a la piscina? sin estar completamente seguro de cada palabra que va a decir o publicar. ?En caso contrario, lo mejor es no publicar una información?, remarcó.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído