Cada 2 de febrero, como dice la canción, los vecinos de Miranda del Castañar viven su ancestral tradición de Las Candelas. Una fiesta que este municipio guarda en el cofre de sus raíces, como también Las Águedas o esa procesión que debe ser ya declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, me estoy refiriendo a la Procesión de los Candiles en la víspera de la Virgen de la Cuesta, es decir, la noche del siete de septiembre.

Hoy le ha tocado el turno en el calendario a Las Candelas, cuando las mujeres visten sus rococós ternos y los hombres las capas serranas. Cuando se encienden las candelas en la misa, a celebrar en la ermita de la Virgen de la Cuesta, y se saca a la Candelaria en procesión. Cuando suena el tamboril y la gaita en las manos de Javi Cenzual. O cuando se celebra el convite. Todo ello en una mañana fría, de ventisca que apagó las velas –mal augurio- y nevaba en las cercanas cumbres de la Sierra de Francia.

SALAMANCA24HORAS ofrecerá este fin de semana un amplio reportaje con vídeo de esta ancestral celebración, dentro de su serie ‘Viajar por Salamanca’.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído