Cada 2 de febrero los vecinos de Miranda del Castañar viven su ancestral tradición de Las Candelas. Una fiesta que este municipio guarda en el cofre de sus raíces, como también Las Águedas o esa procesión de los candiles en la víspera de la Virgen de la Cuesta, la noche del 7 de septiembre.

Este lunes le toca el turno en el calendario a Las Candelas, cuando las mujeres visten sus rococós ternos y los hombres las capas serranas. Cuando se encienden las candelas en la misa a celebrar en la ermita de la Virgen de la Cuesta, y se saca a la Candelaria en procesión. Cuando suena el tamboril y la gaita o cuando se celebra el convite.

La implantación de esta celebración, fiesta chica en Miranda del Castañar, una de las más antiguas de la Iglesia, puesto que data del año 542, en tiempos del emperador Justiniano, se celebra, como dice la canción, cada 2 de febrero, ya que se cumplen los 40 días del nacimiento de Jesús.

En la Candelaria se rememora la presentación de la Virgen en el templo para su purificación, según obligaba la ley de Moisés, cuarenta días después del parto. En las procesiones de antaño, como aún realizan los vecinos de Miranda de Castañar, no faltaban las candelas, en las que si la llama se mantenía encendida era síntoma de buen augurio, si se apagaba, todo lo contrario. 
 
Día de la Candelaria
El segundo de febrero,
Salió a misa de parida
María Madre del Verbo.
A ofrecerle viene María
A su querido Jesús,
Y por alfombra le lleva
Dos palomas y una luz.
? María, como es tan pobre,
No le ofrece a Dios cordero,
Que le ofrece dos palomas
Según reza el Evangelio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído