La Casa de Cultura de La Alberca acoge una muestra fotográfica abstracta que trata la luz de una manera un tanto especial. El autor, Amando Casado, explica su muestra a continución:

Pensar la luz se inscribe en el aspecto formal, de lo que se puede considerar fotografía en estado puro, es decir, es el resultado de una práctica desde la esencialidad de lo fotográfico, desde lo propio del medio: luz, tiempo y contigüidad del referente.

 
La luz se constituye en materia y poética en un mismo acto. La similitud con el referente, históricamente, ha aparecido como una iconicidad impuesta por la dictadura del realismo visual pero este realismo no es esencialidad de lo fotográfico, la fotografía antes que icono de algo, es huella. Aquí la realidad se desplaza de su representación mimética para ser, a través del proceso creativo, una huella de luz. La representación de lo real se ve superada por la luz y la imagen ya no reproduce ni representa lo visto sino que se crea una nueva realidad que sólo va a existir como objetivo fotográfico, tomando su referente, no del objeto (ahora no es fuente de significado, solo de luz) sino de lo intuido, de lo pensado, lo sentido, lo soñado, lo oído, lo tocado, etcétera. Es por tanto expresión más libre y más amplia, no solo lo visto, también de lo percibido por cualquiera de los sentidos.

 

La música y la poesía subyacen como elementos que conforman la plástica y el concepto de ese trabajo como en ellas pretende revelar lo introspectivo del vivir cotidiano.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído