La Plaza Mayor de Alba de Tormes ha acogido este domingo al mediodía el segundo acto de jura o promesa civil de bandera que se celebra en la provincia de Salamanca, tras el celebrado en la capital charra en septiembre de 2011.  
 
Casi un centenar de personas se inscribieron para participar en una actividad que, según destacó el coronel de la Base Aérea de Matacán durante la presentación, se trata de un acto “muy solemne” en el que Alba de Tormes ofrece “una disculpa perfecta para enmarcarlo en las celebraciones que se hacen en toda España para conmemorar la Fiesta Nacional”. De igual modo, se incluye en las celebraciones del cuarto centenario de la beatificación de Santa Teresa.
 
Además del homenaje a la enseña nacional, el acto albergó un emocionante homenaje a los caídos y un espectacular desfile terrestre y aéreo. Martín Pablo Marcos Seijas detalló que la actividad se ciñe a la seguridad y defensa de España “como una responsabilidad del Gobierno y un derecho de todos los españoles, lo que permite que la sociedad se sienta tranquila, segura y que avance”.
 
La jura o promesa de bandera, preceptiva para cualquier militar antes de adquirir su función “compromete a quien lo haga ante la defensa de España”, matizó la autoridad militar de Matacán. El acto se enmarca, además, aclaró Marcos Seijas “en la necesaria cohesión entre sociedad y militares de modo que sirve para unir si cabe un poco más a las Fuerzas Armadas y la sociedad a la que sirven”.
 
Según confirmó la autoridad militar, la parada castrense, que estará presidida por una gran imagen de Santa Teresa, estará diseñada de tal manera que al acto pueda asistir “la mayor cantidad de gente posible”. Cerca de un centenar de militares formarán también parte de un acto que va a suponer “un momento importante para la villa”, reconoció la alcaldesa de Alba, Concepción Miguélez.
 
La regidora albense agradeció el apoyo de los militares de Matacán “siempre ligados a Santa Teresa” y recordó la importancia de realizar la jura y el desfile un 5 de octubre, el día que, durante muchos años desde 1614, se celebraba la festividad, que se pasó posteriormente al 15 de octubre. Alba de Tormes, resaltó su alcaldesa, fue el primer municipio español en hacer el voto para designar a la Doctora de la Iglesia que falleció en la villa como patrona oficial de la misma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído