Polémica en Boada por una consulta popular convocada por el alcalde, Juan Matías Garzón, del Partido Socialista, ante la propuesta de retrasar hasta el último domingo de junio las fiestas del próximo año.

Según explican detractores de esta consulta popular, ante las quejas de numerosos vecinos por la decisión, el Ayuntamiento convocó una reunión para intentar explicarlo y llegar a un acuerdo. Pero no fue posible, ante la clara división entre los propios vecinos y residentes en otros lugares.

Pero la decisión es firme y se ha colocado por el pueblo un cartel donde se anuncia una consulta popular sobre el tema, mediante el voto presencial y a través de internet, y en el cual pueden participar los vecinos de Boada y los titulares de bienes en el término municipal. En concreto, las votaciones presenciales serán el 1 y 4 de diciembre, pero también se podrá votar a través de correo electrónico.

Eso está provocando mucha más polémica entre las gentes de Boada y muchos de ellos consideran que el referéndum es ilegal, al no cumplir la normativa vigente al respecto, reflejada en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, por lo que solicitaran la suspensión cautelar de esta consulta popular hasta que pueda realizarse de acuerdo a la legislación vigente.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído