“Una pequeña historia de grandes personas”. Así empieza el relato de Boadilla, un municipio que pidió ayuda y se ha visto abrumado con tantas muestras de solidaridad. Todo comenzó cuando la alcaldesa y el concejal Ángel Martín, preocupados por cuidar y por motivar a sus ciudadanos en el confinamiento, decidieron contactar con algunas empresas solicitando colaboración para poder regalar alguno de sus productos.

“Cual fue nuestra sorpresa al recibir mensajes cálidos, humanos llenos de noticias positivas. Todos ellos personalizados y llenos de humanidad”, relatan. Así, les hicieron llegar multitud de productos procedentes de Valladolid, Huelva, Elche, Alcalá de Henares, Valdemoro, Pozuelo, Barcelona, Gerona ¡y hasta Bolonia!

Geles hidroalcohólicos, bombones, bizcochos, útiles de aseo personal, cremas de manos, pasatiempos, revistas y hasta rosarios llegados directamente de Italia. Un material que han repartido entre los vecinos y que agradecen a cada una de las empresas privadas: 2llos son los verdaderos protagonistas de estos días. Gente, la mayoría mileurista, que está entregada a su profesión: a cuidar, a limpiar, a curar”.

IMG 20200425 WA0080

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído