"El equipo de Gobierno de Ciudad Rodrigo está más preocupado por los toros y las procesiones que por la política social y los servicios públicos"

El concejal de IU- CR en Común, Domingo Benito, explica que el actual equipo de gobierno "se ha limitado a continuar o inaugurar infraestructuras y proyectos previstos o iniciados en la anterior legislatura del tripartito"

 Domingo benito
Domingo benito

"Se han cambiado las prioridades del Ayuntamiento. Si la anterior legislatura estuvo marcada por el interés en mejorar las políticas sociales, en avanzar en servicios públicos y en la participación ciudadana, estos 365 días la mayor prioridad del equipo de gobierno municipal han sido las capeas y las procesiones, dejando congeladas el resto de prioridades". Es el resumen del balance que realiza IU-Ciudad Rodrigo en Común del primer año de gobierno Popular en el Consistorio mirobrigense.

El concejal Domingo Benito explica que el actual equipo de gobierno "se ha encontrado con una situación económica envidiable, con una previsión de amortización absoluta de la deuda municipal , un importante remanente de tesorería y una estructura presupuestaria mucho más moderna, transparente y manejable de la que se encontró el tripartito en 2015. Hay que recordar que en el aquel tiempo una de las primeras noticias que recibió el anterior equipo de gobierno fue un agujero presupuestario que obligó a hacer un plan de ajuste de medio millón durante dos años. La diferencia es abismal".

"Estuvo cuatro años el PP hablando de bajadas de impuestos que llegarían a realizarse y criticando al tripartito por su política tributaria. Tan mal no debió hacerse cuando, con mayoría absoluta, no ha habido ninguna decisión relevante al respecto y ya no se habla de dichas bajadas de impuestos. Es el problema de estar toda la legislatura haciendo demagogia y engañando a la gente".

"A pesar de que en la anterior legislatura hubo un esfuerzo en la mejora de las políticas sociales, en la actualidad se encuentran congeladas. Ni siquiera en medio de una de las mayores crisis de la historia reciente de nuestro país la derecha ha sido capaz de incorporar mejoras sociales a través del presupuesto. En un año no se ha avanzado nada en este sentido, manteniendo congelada la política social tanto desde el punto de vista de las medidas tomadas como del presupuesto". 

En el balance de IU-Ciudad Rodrigo en Común también se explica que este ha sido el primer año en los últimos cinco "en los que no ha habido rebaja en los precios públicos de la Escuela Infantil. No se ha creado ninguna nueva línea de ayudas a familias y todas las políticas sociales impulsadas por el tripartido están congeladas: no  ha habido aumento de la partida destinada a los libros de texto y material escolar, ni en la partida o la cuantía de las ayudas de nacimiento y/o adopción como tampoco en transporte escolar o las de alquiler".

En el ámbito de los servicios públicos, "no se recuerda un tiempo de mayor parálisis. No se ha producido ningún cambio durante estos meses. Y, sin embargo, la acción del gobierno, como se ha podido ver con la reciente situación vivida con las cuotas de la piscina municipal, no está encaminada a su mejora y a la defensa de la ciudadanía, sino de los intereses de las empresas concesionarias". Respecto a las piscinas municipales, la empresa concesionaria pasó a todos los usuarios una cuota extraordinaria -voluntaria si se pedía su devolución- con la que se obtenían beneficios como acceso preferente a las instalaciones. Una cuota "irregular, en la que se diferencia entre 'usuarios VIP' y 'no VIP' en un servicio público que, por naturaleza, no puede realizar tal distinción".

En lo relativo a las infraestructuras y las inversiones, el PP "se ha limitado a continuar o inaugurar proyectos previstos o iniciados en la anterior legislatura. Así, a bombo y platillo se presentaron obras que se el PP se encontró en ejecución o finalizadas pretendiendo hacer creer a la ciudadanía que formaban parte de su gestión. El caso de la pasarela sobre el Águeda o el paso de la vía del tren son más que evidentes. Igualmente, la recién anunciada obra en la Calle Tajo es una inversión proyectada y cuyos trámites previos forman parte de la responsabilidad con la que el anterior equipo de gobierno entregó el Ayuntamiento.

"El Ayuntamiento está exclusivamente preocupado por impulsar nuevas capeas y por garantizar una presencia municipal en los actos religiosos. Es legítimo que cada uno tenga sus prioridades, pero hay que poner de manifiesto cuáles son y el debate político responde, efectivamente, a eso, a exponer ante la ciudadanía las prioridades políticas de cada proyecto.

Se trata, además, de un gobierno municipal que asume muy mal cualquier oposición. Es algo propio del ambiente de crispación del Partido Popular. En definitiva, Ciudad Rodrigo se ha congelado este año en lo relativo a la política social, a la mejora de los servicios públicos y en la construcción de un municipio para todos. Es momento de que la ciudadanía esté vigilante ante un gobierno conservador y con una mirada antigua y, en ocasiones, recalcitrante". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído