“El Martes Chico será un éxito y estoy seguro de que sentará las bases para próximas ediciones”

 “El Martes Chico será un éxito y estoy seguro de que sentará las bases para próximas ediciones”
“El Martes Chico será un éxito y estoy seguro de que sentará las bases para próximas ediciones”

Corría la década de los ochenta cuando Ciudad Rodrigo retomó la festividad del Martes Mayor. Estaba entonces al frente del Ayuntamiento Miguel Cid Cebrián, que no dudó en contar con el técnico de la Casa Municipal de Cultura para importar a Miróbriga una fiesta que contaba ya con enorme éxito en otros lugares de la Comunidad. 

Casualidades de la vida, ese técnico -hoy convertido en alcalde de Ciudad Rodrigo- encontró la manera de poner en marcha esta actividad de exaltación del comercio, y que tiene su origen en el siglo XV, gracias a un decreto de concesión de Isabel I de Castilla. 

A ese Martes Mayor se suma este año otro martes histórico, el Martes Chico. Teniendo en cuenta la petición de gran número de comerciantes de que el Martes Mayor pasara a la segunda quincena de agosto, el Martes Chico ha venido a ocupar su lugar y se celebrará mañana, día 4. 
Con una gran acogida por parte de los mirobrigenses, Salamanca 24 Horas ha podido entrevistar a Juan Tomás Muñoz, para trasladarle unas cuestiones sobre la festividad. 

-¿Cómo surgió esta idea y cómo se ha llevado a cabo?

-Ya en los ochenta hubo cierta controversia con la celebración del Martes Mayor en Ciudad Rodrigo, pero conseguimos ponerlo en marcha y mantenerlo durante muchos años. Además, siendo rigurosos con la Historia, hemos conseguido que se mantenga cada segundo martes de agosto. 

Decisión que hemos tomado, sobre todo, de cara a las peticiones de comerciantes, que muchos de ellos acostumbran a coger vacaciones en la segunda quincena de este mes y esta festividad les resultaría también muy positiva.

-El parque de La Glorieta ha sido el lugar elegido para la colación de puestos, ¿por qué razón? 

-No hay que olvidar que antiguamente se celebraba el Mercado Grande, en la zona del Arrabal del Puente. También se celebraba el Mercado Chico, allá por el siglo XIV, se hacía además en el entorno de la Calle San Juan, en las proximidades de la entonces Iglesia de San Juan. 

En la Plaza Mayor se ponían las antiguas bodigas, los puestos, y se exaltaba el comercio de la época. Para esta ocasión hemos tenido muy en cuenta que los tiempos cambian, como es lógico, y que existe en Ciudad Rodrigo una gran actividad comercial fuera del recinto amurallado, que no debemos obviar.

Por esa razón el entorno del Arrabal de San Francisco, el parque de La Glorieta, es el lugar idóneo para la celebración del Martes Chico. 

-¿Qué mensajes han enviado los mirobrigenses durante estos días al Ayuntamiento?

-Desde el primer momento en que nos reunimos con los comerciantes de la zona para explicarles esta iniciativa, la acogida ha sido excepcional. 

No deja de ser, pese a tener fundamentos históricos, un proyecto piloto. El objetivo primordial es exaltar el comercio y yo creo que los comerciantes y empresarios han sabido acoger la idea a la perfección. 

Por otro lado, los mensajes indirectos que van llegando también son muy halagüeños. Pese a la incertidumbre de cómo se desarrollará el Martes Chico, tanto por parte de comerciantes como del Ayuntamiento, la receptividad está siendo muy positiva. 

-Se habla de un alto porcentaje de participación en los puestos, ¿es cierto?  

-Se puede decir que sí.  Hay que destacar que hemos podido contar con puestos de Ciudad Rodrigo y también de su entorno y proximidades.

Localidades como Cáceres, Badajoz, Zamora, Ávila, Guadalajara o León tendrán presencia mañana en La Glorieta, a las que hay que sumar todos los puestos de Ciudad Rodrigo y que, en conjunto, suman casi doscientos participantes en el Martes Chico. 

El objetivo fundamental es fomentar el comercio y la industria de la zona. 

-Aún por valorar, ¿qué resultado espera el Ayuntamiento?

-Yo animo a la población a que se acerque a visitar los puestos. Estoy seguro de que será un éxito. 

Además, aparte de las actividades de La Glorieta, los hosteleros de la zona están preparados para el evento, estoy convencido de que todo saldrá bien. Contamos, como es lógico, con seguridad y ya hemos habilitado el tráfico peatonal para que todo discurra a la perfección y la gente disfrute.

-¿Aparte de los puestos habrá más sorpresas?

-Hemos pensado, como no podía ser de otra manera, en los más pequeños. Aprovechando el parque de La Glorieta, instalaremos hinchables para que se lo pasen de lo lindo igual que los mayores. 

Habrá actividades de cuentacuentos y firma de libros en la Calle Lorenza Iglesias. Va a ser un complemento muy atractivo y la gente va a responder fenomenal, sentando las bases para futuras ediciones del Martes Chico.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído