El último de los encierros en honor a San Bartolomé llega con susto en una mañana repleta de aficionados

 El último de los encierros en honor a San Bartolomé llega con susto en una mañana repleta de aficionados
El último de los encierros en honor a San Bartolomé llega con susto en una mañana repleta de aficionados

Pasados 15 minutos de las doce se escuchaban ya las campanas por las calles de Fuenteguinaldo, anunciando el último de los encierros a caballo de los festejos en honor a San Bartolomé para este verano.

Un encierro que corrió sin altercados pese a que uno de los morlacos decidió darse la vuelta antes de su llegada la plaza. Durante unos minutos el toro asustó a corredores y público, consiguiendo además que algunos de los caballistas tuvieran que dar la vuelta antes de encerrarlo.

En la Calle Cristo se cerró la portera que permitió durante un tiempo retener al toro, el cual dio por finalizado el encierro sin ningún suceso que lamentar. Tras el encuentro, continúo la fiesta en Fuenteguinaldo durante toda la tarde, tras el buen ambiente de ayer sábado, y con un completo programa por delante. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído