Todo son ventajas para Castellanos de Moriscos, que se convertirá en el primer municipio de Castilla y León de menos de 5.000 habitantes en disponer de una red de fibra óptica. A las posibilidades que se les abren a ciudadanos y empresas asentadas en el municipio merced a este avance tecnológico, se suman los ingresos que las arcas municipales obtendrán. Dado que las canalizaciones por las que el cableado llegará a los hogares y al Polígono Industrial pertenecen al Ayuntamiento, la empresa que se encarga de la instalación -sin coste alguno para el Consistorio- reservará para Castellanos el 1,5 % de la cantidad recaudada por las nuevas altas.

El casco urbano, el polígono y las urbanizaciones irán recibiendo el servicio por ese orden en un plazo que, a priori, no debería superar los nueve meses de ejecución. Las primeras contrataciones podrían ser ya realidad a partir del mes de enero en la zona centro de la localidad armuñesa, elegida por su porcentaje de  población joven, por lo sencillo -y menos costoso- de la implantación y, además, por disponer de un Polígono Industrial, uno de los aspectos que más han gustado en la localidad, que, según explica su alcalde, Ángel Molina, centrará sus esfuerzos durante este mandato en la creación de empleo.

Así las cosas, entiende que la llegada de la fibra óptica representa un valor añadido que incentivará la implantación de empresas y, por ende, la oferta laboral; un atractivo que se une a la renovación integral que se está llevando a cabo en esta zona industrial que pretende convertirse en motor del municipio. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído