La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes, en coordinación con la Policía Local, instaurará en los colegios la figura del agente tutor, nacida con la intención de fomentar el respeto a las normas cívicas que se enseñan en los centros escolares y en casa. 

Entre sus principales misiones está la de proteger el bienestar de los menores durante su estancia en los centros escolares promoviendo actitudes positivas para evitar conflictos en la comunidad escolar y prevenir conductas antisociales. Con ello, se fomentará una imagen del Policía Agente Tutor como una persona en la que pueden confiar, a la que deben de respetar y valorar. Se intentará que sientan su proximidad desde un aspecto no estrictamente policial, sino desde la cercanía y la profesionalidad empleando para ello el vínculo de la comunidad educativa.

Así, el Agente Tutor, servirá de mediador social entre los Centros Educativos, las AMPAS y la Policía Local en los conflictos que puedan surgir con los menores del centro; controlará el absentismo escolar como situación de riesgo específica en cada centro educativo, haciendo visitas a las casas donde residen los menores para hablar con los padres sobre la situación en la que se puedan encontrar. Informando posteriormente a de las situaciones en las reuniones periódicas; identificará las situaciones de los menores con problemas; prevendrá los abusos y consumos de drogas que puedan alterar la capacidad física o psíquica de los escolares, así como evitar el tráfico de las mismas en el entorno escolar; organizará y programará reuniones periódicas con los directores de los Centros Educativos, para intercambiar novedades se los seguimientos que vayamos haciendo, así como informaremos y seremos informados de nuevas situaciones problemáticas de los alumnos; evitará delitos contra el tráfico mediante la educación vial y fomentando la seguridad; supervisará el entorno escolar para proponer, si proceden, las medidas de regulación y ordenación del tráfico que puedan aportar seguridad a los escolares; evitará los actos vandálicos; promoverá actitudes positivas para evitar conflicto; prevendrá conductas antisociales así como la violencia en todas sus dimensiones y manifestaciones, especialmente alumno-alumno, alumno-profesor y profesor-padres; detectará los grupos organizados o bandas que operen en las proximidades de los centros con especial atención a sus integrantes, realizando seguimientos específicos e inspeccionará las medidas de seguridad de cada centro, tanto activas como pasivas. 

Para ello, se realizarán diversas reuniones con directores de centros escolares para comprobar cuántos son los alumnos conflictivos, los problemas que surjan del curso anterior y las soluciones aportadas.

Además, está prevista la presencia policial en la entrada y la salida, bien regulando el tráfico o bien en prevención de hechos delictivos. De igual modo está prevista la presencia en los recreos al menos una vez a la semana para controlar el entorno y situación de los alumnos junto al control y vigilancia con presencia continuada patrullando en los horarios de máxima conflictividad (sobre todo salidas al recreo al exterior del centro en los institutos).

El concejal del área, Francisco Miguel García, ha indicado que es deber municipal coordinar las actuaciones de los servicios del municipio  ?considerando que el acercamiento de la Policía Local los alumnos y al resto de la comunidad educativa contribuye a desarrollar actitudes de responsabilidad y mejora de la convivencia en el alumnado?. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído