La edad no fue excusa para disfrutar este viernes de las fiestas de Castellanos de Moriscos en honor al Cristo de las Batallas.

El pabellón de la localidad acogió desde las cinco de la tarde unas peculiares olimpiadas abiertas a la participación de personas de entre 3 y 90 años. El objetivo común: divertirse sin parar pasando las correspondientes pruebas ideadas por los monitores.

También se divirtieron los peques que desde las once de la mañana disfrutaron de los juegos que el programa de fiestas les tiene preparados en las inmediaciones del pabellón.

A partir de las ocho la atención se traslada a las pistas deportivas donde se disputan las finales de fútbol sala y padel.

Para la noche queda la quinta edición del concurso de disfraces, una sesión de baile a medianoche y las sopas de ajo preparadas por cortesía de las peñas a una hora muy prudente, las 5 de la madrugada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído