La mayoría llegaron en plenitud de facultades a la Plaza de Toros pero pocos se libraron de las divertidas 'perrerías' de un circuito trampa en busca de la caida más cómica. Revolcones, tropiezos y salpicaduras fueron hoy protagonistas junto a los jóvenes atrevidos que en la mayoría de los casos oyeron las recomendaciones del Ayuntamiento y fueron pertrechados con ropa cómoda porque nunca se sabe qué puede deparar un Gran Prix.

Esta jornada del adiós incluye paseos con burros, campeonato de tute, un parque infantil a partir de las 17 horas en el Prado de la Vega y la posterior Fiesta de la Espuma en el Parque de Carpihuelo, prevista para las 21 horas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído