Santa Marta concede 1.000 euros a "Rimal Sáhara" para adquirir jaimas para tres familias refugiadas

La ayuda corresponde a un proyecto de mayor envergadura que pretende ayudar a 25 familias

2 Comentarios

Santa Marta, subvención Rimal Sahara
Santa Marta, subvención Rimal Sahara

El Ayuntamiento de Santa Marta ha concedido una subvención de 1.000 euros a la Asociación Rimal Sáhara Tormes parar colaborar con el proyecto “Mi jaima, mi hogar”, con la compra de tres jaimas para tres de las familias que viven en uno de los campamento de refugiados próximo a Tindouf. Esta dotación económica está enmarcada dentro de las Ayudas de Cooperación al Desarrollo con las que el Consistorio ha beneficiado este año a siete asociaciones.

Esta ayuda que aporta el Consistorio santamartino se destina a un proyecto de mayor envergadura que busca facilitar la vida de 25 familias saharauis proporcionándoles refugio, alimentación, atención sanitaria y unas condiciones de vida digna dentro de las posibilidades de los campamentos de refugiados. Se trata de facilitar la reinstalación de la población desplazada a causa del conflicto bélico mediante la compra no solo de jaimas, sino también de mantas, enseres del hogar, y tanques de agua para el consumo y el aseo personal.

“Este tipo de recursos no deberían faltar en ninguna parte del mundo pero desgraciadamente no es así. Con esta pequeña ayuda económica garantizamos que tres familias saharauis tengan lo más parecido a un hogar que se les puede facilitar en estas circunstancias, aunque está claro que lo que nos gustaría a todos es que este enfrentamiento acabase de una vez por todas”, señaló Mari Cruz Gacho, concejala de Bienestar Social.

La situación de las familias saharauis se ha agravado con la pandemia y la vuelta al conflicto armado en noviembre del 2020, lo que ha provocado el cierre de fronteras, la paralización de los proyectos de ayuda humanitaria que  se solía realizar en los campamentos de refugiados, y el desplazamiento de muchas familias que vivían en la actual zona de conflicto armado, convirtiéndose de esta forma en nómadas.

Representantes de diferentes organismos de las Naciones Unidas han cifrado en 4.749 el número de familias desplazadas durante los primeros meses de 2021 desde las zonas de guerra hacia los campamentos de refugiados saharauis de la zona de Tindouf. En ellas está enfocado el proyecto “Mi jaima, mi hogar”, al que ha querido prestar su apoyo el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes, con una subvención para ayudar a algunas de esas familias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído