El consultorio sanitario de Villarino de los Aires volvió a llenarse de gente este sábado al oscurecer, igual que sucedió por última vez hace 15 meses y medio, el 30 de junio de 2013. Los motivos eran hoy bien diferentes. Los habitantes de la localidad han querido volver -junto a vecino de Pereña y La Cabeza- al lugar que albergó la protesta contra el cierre de las urgencias nocturnas anunciado por la Junta para celebrar que la historia de David y Goliat no es solo literatura; a veces también se hace realidad.

 

En el mismo sitio donde hasta hace no mucho se agolpaban las pancartas y, principalmente los mayores del pueblo, acudían puntuales al oscurecer, se ha hecho memoria de las 259 noches consecutivas de protesta. Más de ocho meses sin abandonar la sala de espera ni un minuto cada noche para evitar verse obligados a recorrer distancias a veces inasumibles cuando la vida de un enfermo está en juego.

La Junta pregonaba austeridad y ellos reclamaron sin descanso el derecho a ser ciudadanos como los demás con una atención sanitaria similar a la de cualquier ciudad. Su tenacidad hizo el resto. Finalmente, ese histórico 1 de julio se restableció el servicio tal y como se venía prestando hasta el 14 de septiembre de 2012. El día 15 era el fijado por la administración regional para aplicar el cambio. La unión de los vecinos de un pueblo de menos de 900 habitantes terminó por hacer la fuerza. 

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído