Tras la colocación de las barreras y los burladeros en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo, el ágora mirobrigense se parece cada vez más a una Plaza de Toros con el inicio de la instalación de los populares tablaos, uno de los elementos del Coso en torno a los que mayor polémica se ha generado en la antesala de este Carnaval del Toro al ralentizarse su proceso de adjudicación.

Una vez instalados por los operarios que estos días se afanan en terminar los trabajos con la mayor celeridad posible pese al frío, el trámite de la echar arena sobre el piso de la Plaza terminará por convertir el lugar por el que cada año transitan miles de personas en el epicentro de las fiestas grandes de la localidad y en el que el próximo 13 de febrero no cabrá ni un alfiler para escuchar el popular campanazo con el que dan comienzo varios días de intensas celebraciones.

Al mismo tiempo, los feriantes han vuelto a ser los primeros en recordarle al visitante que Ciudad Rodrigo está a punto de estallar en fiestas al poner a funcionar las diferentes atracciones.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído