Los restauradores han iniciado ya los trabajos en el retablo de la iglesia de San Julián, en Monsagro, una pieza del siglo XVII de aproximadamente 5,5 x 4 metros en la que jamás se había intervenido en más de 300 años pese a lo que “no está conservado demasiado mal”, según explicó a SALAMANCA24HORAS  la responsable de la restauración, Cecilia Herrero, quien comenzó los trabajos hace casi un año y medio.

Tras mejorar el aspecto de tallas y esculturas en su estudio, esta especialista se adentrará ahora en el templo ubicado en pleno parque de Las Batuecas para trabajar la mazonería del retablo, consolidando la madera y acometiendo la limpieza y reintegración pictórica de la pieza.

A lo largo de esta intervención, que mejorará notablemente la cara de la joya del arte sacro local, se han invertido en torno a 20.000 euros. 

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído