La estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla ha tenido que cerrar sus puerta en Año Nuevo a causa de un temporal que ha dejado o, mejor dicho, está dejando precipitaciones y fuerte viento en todas sus cotas.
 
Por ello, y por la seguridad de los esquiadores, los responsables de la instalación decidieron esperar a este jueves para ver si el viernes la estación pudiera volver a estar operativa. Todo depende del próximo parte meteorológico y de la situación del tiempo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído