Los vecinos de la comarca de Vitigudino denuncian la ausencia de servicio sanitario en la zona durante una hora y media debido a la atención de una urgencia en Barruecopardo. Así, a las 23:45 llegó un hombre con un infarto, pero gracias a la presencia de vecinos concentrados en la zona, como cada noche desde hace dos semanas, estaban en el lugar el médico y la enfermera. Lo intentaron estabilizar hasta que llegaron el médico y la enfermera de Aldeadávila, aproximadamente unos 40 minutos después, mientras la ambulancia lo hico cinco minutos antes.

Después de que los dos médicos y las dos enfermeras estabilizaran al hombre, en estado muy grave, lo trasladaron en una ambulancia del 112 hasta el centro de salud de Vitigudino con el médico y la enfermera de Aldeadávila, donde una ambulancia medicalizada trasladó al hombre hasta el hospital de Salamanca, falleciendo posteriormente. En ese tiempo, denuncian los vecinos, la comarca se ha quedado sin asistencia sanitaria debido al cierre de las urgencias nocturnas en Barruecopardo y Villarino de los Aires, por lo que se preguntan qué hubiera sucedido de producirse otra urgencia de gravedad.

Se da la casualidad de que el comunicado leído durante la protesta del pasado sábado en Barruecopardo fue escrito por el hombre que anoche sufrió el infarto. "Tengamos humanidad, no solamente sirve predicar, hay que dar ejemplo, piénsenlo señores políticos en general y el consejero de Sanidad en particular, por favor, den marcha atrás a esta medida absurda, que no lleva a ninguna parte", concluyen los vecinos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído