Durante tres años, Red Círculo ha desarrollado el Proyecto Piloto Círculos de Innovación Social con el que ha buscado intentar diseñar acciones innovadoras de desarrollo rural dirigidas a mejorar la calidad de vida y el empleo de las personas con discapacidad. Este proyecto tiene un carácter integral que coloca a la persona con discapacidad en el centro de su actuación y formula propuestas para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo rural inclusivo. 

En la actualidad, las personas con discapacidad en el medio rural representan el 12% y, según ha podido comprobar el proyecto, este colectivo se enfrenta a una doble desventaja, la derivada de sus limitaciones funcionales y la relacionada con el medio en el que viven. Para abordar estas deficiencias es preciso incidir en aspectos de gran relevancia como son el transporte, el acceso a las nuevas tecnologías, la accesibilidad, los servicios sociales o el empleo. 

Círculos de Innovación Social se ha desarrollado en un total de 20 comarcas de la Comunidad de Castilla y León y La Rioja. Entre ellas se encuentra la provincia de Salamanca donde, después de tres años de investigación, se ha comprobado que sus comarcas tienen el nivel base cubierto. Esta línea positiva sigue la senda de los buenos datos que tiene Castilla y León en cuanto a la Ley de Dependencia, donde la comunidad ocupa el primer puesto en cuanto a su aplicación. 

A pesar de contar con una buena base en este aspecto, el coordinador del proyecto, Juan Recio, ha indicado que Castilla y León tiene vacíos, sobre todo, en materia de viviendas. Recio ha adelantado que esto se hará notable en un período a corto plazo, ya que, la media de edad de nuestra comunidad es alta y la demanda de redes de vivienda en zonas comarcales aumentará en unos años y ante la que Castilla y León no puede responder por no tener las suficientes plazas residenciales para ello. El proyecto contempla la construcción de una red de viviendas comarcales que permita a las personas dependientes continuar viviendo en el lugar donde lo hacían y evitar la migración a la capital, donde, por ejemplo, Salamanca se encuentra con las plazas saturadas. 

Sumada a esta red de viviendas se encontraría la creación de centros multiservicios que no cierren puertas a enfermedades ni edades y centrados únicamente en la persona. Según ha apuntado Recio, esta idea de centros ayudaría a viabilizar económicamente las comunidades en una época en la que las ayudas han disminuido. De este modo, el proyecto abre horizontes y contempla dar cabida a personas dependientes como personas con alzheimer o esclerosis múltiple en el medio rural.  

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído