Protección Civil mantiene la alerta en todas las provincias de Castilla y León ante la crecida de los caudales de los ríos. En la provincia de Salamanca la zona más afectada es el oeste, con el desbordamiento de ríos y arroyos, aunque por el momento no afecta a poblaciones. Así, las provincias de Castilla y León mantienen su alerta ante la crecida de los caudales que se están produciendo en los ríos de la Comunidad debido a las lluvias y al aumento de las temperaturas y el consecuente deshielo, informó el Servicio de Emergencias 112.
 
Según el 112, en estos momentos no hay incidencias destacables producidas por desbordamientos, pero sí que se están tomando medidas de protección para evitar problemas por inundaciones en Toro (Zamora) y en Simancas (Valladolid). En Toro se ha cortado el paso por el puente de piedra y personal de Protección Civil y Guardia Civil vigilan el cauce del río Duero para que no haya incidencias.
 
Por otro lado, el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 informó de llamadas recibidas en relación con las crecidas de los ríos, aunque afirmó que en ninguna de las incidencias registradas había peligro para las personas. La mayor parte de los incidentes han estado relacionados con cortes de carreteras secundarias e inundaciones puntuales en viviendas, explicó. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído