Este lunes de Pentecostés, fieles a la tradición, los representantes municipales de Béjar encabezados por su alcalde, Alejo Riñones, recibieron a los peregrinos llegados de La Garganta, unos a lomos de sus caballos, otros andando, y entre ellos también su alcalde, Juan González Castellano. Ambos regidores procedieron al tradicional cambio de varas. Una vez realizado el traspaso de poderes se encaminaron al templo donde se celebró la misa.

Los vecinos extremeños de la Garganta, con motivo de sus fiestas patronales, se acercan a Béjar en su ?Romería de los Paporros?, una peregrinación que lleva a cientos de personas al Santuario de la Virgen del Castañar en Béjar, una tradición que cuenta con más de 500 años de antigüedad.

Historia

El origen de la Romería de los Paporros se sitúa en el hecho de que ambas localidades pertenecieron hasta 1844 al antiguo ducado de Béjar. La festividad se celebra desde 1450. La tradición cuenta que, en el siglo XV, dos pastores y sus familiares estaban enfermos de peste. La Virgen se les apareció y les curó. Desde entonces, este pueblo honra a la Virgen por el milagro.

La romería de los Paporros es el prólogo de la romería de la Peña de la Cruz, que comenzará este martes a las nueve de la mañana desde la Iglesia de San Juan. Desde ese templo se realizarán diversas paradas en las cruces del camino. Cuando los romeros bejaranos llegan a la Peña de la Cruz se celebrará la bendición de campos y un almuerzo campestre para terminar los actos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído