El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha asegurado que la reforma de la administración local potenciará el papel de las diputaciones provinciales, entidades que gestionarán servicios obligatorios y mínimos en municipios de menos de 20.000 habitantes. Así lo ha anunciado en su comparecencia en la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso, en donde ha abogado por eliminar duplicidades y por construir administraciones más austeras, transparentes y que estén más "centradas en prestar servicios de calidad a los ciudadanos" sin "gastar más de lo que se debe".

Con respecto a la reforma de la administración local, Beteta ha asegurado que la ley potenciará el papel de las Diputaciones y garantizará, de ese modo, que los municipios de menos de 20.000 habitantes no vean mermados sus derechos básicos. Una medida que afecta de lleno a la provincia de Salamanca, pues 361 de sus 362 municipios, con excepción de la capital, tienen menos de 20.000 habiantes.

En el periodo de un año se someterá a los servicios públicos municipales y a los de las mancomunidades a un proceso de evaluación, y, ha precisado, si en esa prueba los municipios obtienen un resultado negativo debería ser una "causa determinante" para "encomendar esa prestación a las diputaciones provinciales". Asimismo, ha dicho que para los municipios con más población se acordaría una fórmula supramunicipal para la prestación de servicios de "carácter voluntario".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído