Aprovechando la presentación de la reunión de Zasnet, el presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, ha querido responder a las declaraciones vertidas desde el PSOE este mismo miércoles acerca de la reforma de las administraciones locales que quiere llevar a cabo el Gobierno.

 

“El PSOE tira de eslogan cuando no se lee la ley y corre el riesgo de equivocarse. La ley no elimina ningún ayuntamiento, no se interviene en ninguno, no van a perder competencias y se elimina el coste estándar”, ha contraargumentado.

 

Además, ha señalado que “es una ley que sirve para mejorar los servicios públicos a los ciudadanos para que les salgan más baratos” y permite a las diputaciones coordinar determinados servicios municipales generadores de economía de escala, siempre y cuando el ayuntamiento de turno lo decida. Actualmente, las diputaciones se encargan del abastecimiento de agua, la recogida de residuos, el reciclado y la recaudación tributaria, a las que se les pueden añadir próximamente los caminos rurales.

 

Por último, ha indicado que los servicios sociales pasarán a ser competencias autonómicas, cuyos convenios de colaboración garantizarán el dinero por lo menos durante cinco años, lo que le ha supuesto un alivio a Martínez Maíllo: “Ahora mismo firmabas un convenio con la Junta y al día siguiente te dejaban colgado”.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído