Esta condición imposibilita que algunos Ayuntamientos puedan acceder a las ayudas o a las subvenciones al empleo en zonas rurales deprimidas porque carecen de recursos económicos y financieros para adelantar el pago de las ayudas.

Con esta medida muchos Ayuntamientos se verán imposibilitados para contratar trabajadores, preferente eventuales agrarios y desempleados, con intolerables consecuencias a nivel económico y social tanto para ellos como para sus familias.

En el caso de la provincia de Salamanca, 58 municipios se ven perjudicados por esta medida y los Ayuntamientos se pueden ver imposibilitados para contratar de forma eventual a un total de 371 trabajadores

Con imposiciones como esta, la Junta y el gobierno de la Comunidad, sólo pretenden poner una cortina de humo a un nuevo recorte en las políticas sociales y de empleo y ahorrar partidas presupuestarias tan importantes como las subvenciones a la contratación de trabajadores, fomento del empleo, y protección social.

Ediles del PSOE, reunidos esta mañana en la localidad de Pedraza de Alba, exigen a la Junta que los Ayuntamientos beneficiados por el Plan Especial de Empleo no tengan que adelantar el dinero de las subvenciones concedidas para la contratación de trabajadores, preferentemente eventuales agrarios, encargados de la realización de obras y servicios de interés general y social.

El Servicio Público de Empleo ha notificado a los Ayuntamientos de los municipios beneficiados con estas ayudas que el importe de dicha subvención se abonará en la liquidación una vez justificada el gasto correspondiente mediante la aportación de los documentos justificativos.

Esta condición obligará a los Ayuntamientos a adelantar la parte de la subvención concedida que corresponde ser financiada por el ECyL, que en algunos casos es superior al 80% de la ayuda directa que le ha sido asignada.

En una época como la actual, donde numerosos Ayuntamientos de la Comunidad atraviesan por graves dificultades económicas, esta condición de adelantar una parte de la subvención que antes se concedía de manera directa, va a suponer que muchos Consistorios no puedan acogerse a los beneficios del Plan Especial de Empleo en Zonas Rurales Deprimidas, con las terribles consecuencias tanto para los municipios como para los trabajadores y sus familias, que de la noche a la mañana, verán cómo la Junta impide la obtención de unos ingresos que la gran mayoría de la veces son vitales para su subsistencia.

Con imposiciones como esta, la Junta y el gobierno de la Comunidad, sólo pretenden poner una cortina de humo a un nuevo recorte en las políticas sociales y de empleo y ahorrar partidas presupuestarias tan importantes como las subvenciones a la contratación de trabajadores, fomento del empleo, y protección social.

Para evitar este nuevo despropósito, que afecta sobre todo a los más desfavorecido y por lo tanto más necesitados de protección, el PSOE ha presentado un Proposición no de Ley en las Cortes de Castilla y León donde se insta al gobierno de la Comunidad a que adopte las decisiones presupuestarias que sean necesarias para evitar que los Ayuntamientos beneficiarios de las subvenciones del Plan Especial de Empleo en Zonas Rurales Deprimidas, tengan que adelantar las cantidades que le corresponde financiar al ECyL.

De igual forma, en este encuentro se ha acordado que los ediles socialistas van a presentar mociones en sus respectivos Ayuntamientos para instar a la Junta en este mismo sentido.

En el caso de la provincia de Salamanca, 58 municipios se ven perjudicados por esta medida y los Ayuntamientos se pueden ver imposibilitados para contratar de forma eventual a un total de 371 trabajadores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído