El seleccionador nacional de fútbol, el salmantino Vicente del Bosque, emocionó al Teatro Fernando Arrabal durante el pregón del Carnaval del Toro 2015 con un discurso plagado de recuerdos pero, principalmente, lleno de valores positivos que no son otra cosa que el reflejo de una personalidad única cimentada en una templanza  y un talante ejemplares. 

Antes del acto central, y como mandan los cánones, Vicente del Bosque había cumplido con la tradición de firmar en el libro de honor del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo donde compartió unos minutos junto a su alcalde, Javier Iglesias, y un buen número de representantes institucionales que quisieron estar cerca de este ilustre salmantino de enorme corazón. Al salir de la Casa Consistorial, siguiente ritual, el pregoncillo. Desde el balcón, el técnico charro saludó a una multitud entregada que coreó su nombre hasta la saciedad. A todos les dijo que el del Toro es único; "el mejor Carnaval del mundo", remarcó frente a unos fieles enfervorecidos. Fue breve pero el cariño se palpaba. Por eso, ya en la calle, muchos mirobrigenses ya no recordaban la última vez en que tal masa de gente salió a recibir por las calles a su pregonero que caminaba hacia el Teatro Nuevo.

Al llegar al recinto donde minutos después pronunciaría el pregón, tiempo para los encuentros, primero con el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; después con Toñete, su otro padre en la vida, y entre medias con todo aquel aficionado que le reclamaba su atención. Por eso el pregonero se hizo esperar este año más de lo habitual.    

Secundado por charras y charros que fueron entrando al ritmo del cortejo de Reinas y Damas de otros años, Del Bosque empezó a las 9 en punto de la noche a abrirse las entrañas y ofrecerse tal y como es, sin dobleces. Con una de las primeras frases, poco más que añadir: "tan solo soy un entrenador de fútbol", toda una decaración de intenciones; la radiografía verbal de una persona que podría haberse creído Dios y que disfruta siendo el más llano de los mortales.

Muy cariñoso con Toñete

Poco después otro dardo al corazón, concretamente al de  Antonio Martín 'Toñete', algo más que un futbolista; más que un preparador, un mentor, un segundo padre para Del Bosque que, por si acaso, despejó públicamente las dudas. "Es posible que sin su cooperación mi vida hubiera sido muy distinta". 

La salud de Toñete flaquea pero todo un teatro aplaudiendo a rabiar cada vez que se citaba su nombre y, posteriormente, cuando compartió escenario con don Vicente y el alcalde mirobrigense en los momentos finales del acto, debe haber supuesto, a buen seguro una inyección extra de energía.

Valores y lazos

Tras acordarse de otros ilustres futbolistas farinatos, comenzó a desplegar un argumentario donde concordia y modestia se daban constantemente la mano. Del Bosque es hoy ese hombre "cabal, recto y sin dobleces" a semejanza de su padre. Consciente de que a través de él toda España ha querido homenajear al fútbol patrio con diversos homenajes, lo asume con naturalidad y aprovecha para lanzar en los más diversos foros mensajes de calado como este: "todo lo que hagamos por fomentar los valores de la competición saludable y deportiva, del esfuerzo y del sacrificio y del compañerismo, contribuirán de forma segura a hacer una sociedad más sana, más solidaria y por ello, más justa". A la justicia la siguieron el respeto, la tolerancia, el diálogo y la escucha en busca de la paz, la diversidad o referencias contra la violencia en el fútbol tan de actualidad pues "algunos, con sus actuaciones, tratan de empobrecerlo". Por no olvidarse, tampoco se olvidó de tenderle una mano a los antitaurinos que ven con recelo su pregón carnavalero. 

De forma paralela, pus de manifiesto los lazos entre fútbol y toros evocando ciertos detalles de infancia. "En estos días festivos siempre afloran los recuerdos de tres instituciones casi nacidas a la par en los primeros años de los 50: el Bolsín Taurino, siempre un buen referente; la Voz de Mirobriga y los partidos del campeonato de Tercera División en los domingos de carnaval, jugando con los horarios para que taurinos y futboleros juntos pudieran disfrutar de sus aficiones favoritas". 

Embajador de sitios y tradiciones

El pregonero del Carnaval más antiguo de España pidió "que se conserven nuestras tradiciones para no perder nuestra identidad" y reconoció que siempre intenta glosar las virtudes de su tierra allá donde va. "En pocas palabras ejerzo de salmantino" dmostrándolo a continuación con un repaso paisajístico a su provincia. " La dehesa (en la zona conocida como el campo charro), la serranía (con las sierras de Gata, de Francia, Quilama y Bejar), la llanura cerealista (La Armuña, Tierra de Peñaranda y parte de la Tierra de Alba); el regadío (comarca de las Villas) y Las Arribes del Duero, el Tormes, el Uces, el Huebra y el Agueda conforman un paisaje único a la vista de quienes por primera vez nos visitan, y a la vez distinto cada vez que nosotros, los de la tierra con nuestros ojos más avezados en contemplarlo, volvemos a mirarlo". "A quien quiera escucharme", prosiguió, "le cuento las virtudes sobre la gastronomía salmantina. Desde la excelencia de los productos que se obtienen del cerdo. El Jamón ibérico tan propio de nuestra provincia, del lomo, del chorizo y de la carne de ese animal del que todo es aprovechable. La Presa, el secreto, el solomillo?. Todo ello conocido, diría yo, en cualquier parte del mundo". Para terminar reconociendo que "qué puede haber más gratificante que celebrar una victoria comiendo un plato de huevos fritos con farinato".

En la parte final de su intevención asemejó la heroicidad de figuras como Julián Sánchez 'El Charro' a la deportividad en su mundo de excelentes peloteros donde las derrotas "nos han dado una gran fortaleza emocional".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído